Té Verde

Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Té verde

El té verde, también conocido como té chino, es una de las bebidas calientes más comunes en el mundo. Con probadas propiedades tearpeúticas y curativas, el té verde contiene el doble de cafeína que el café y tiene un efecto estimulante que tonifica sin provocar el conocido temblor. La llamada ceremonia del té se practica en el continente asiático desde hace miles de años. Sin embargo, tomar té verde es mucho más que una ceremonia, pues en algunos casos puede salvar vidas. Según muchos estudios, el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, tumores e incluso caries entre las las personas que toman té verde a menudo, es menor.

Se debe hacer una distinción entre los tés de hierbas y especialmente el té o infusión de manzanilla del verdadero té verde. Camellia sinensis es una hierba o planta de té, y el té verde, muy utilizado en países asiáticos, se elabora procesando al vapor las hojas de esta planta y luego secarlas. Por el contrario, el té inglés tradicional, llamado negro, se somete a un proceso de fermentación que le da su fuerte aroma y color más oscuro, pero reduce la cantidad de sustancias químicas beneficiosas que contiene.

A principios de la década 1990, los investigadores descubrieron que la taza de mortalidad entre las mujeres japonesas que practicaban el arte de la tradicional ceremonia del té cha-no-yu es más baja. Numerosos estudios sobre el tema demuestran que los compuestos químicos del té verde, principalmente los polifenoles, que construyen el 30% del peso de las hojas secas, se encuentran entre los antioxidantes más potentes jamás descubiertos. Los antioxidantes son compuestos que bloquean los radicales libres que dañan las células de todo el cuerpo y aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades graves como el cáncer.

Historia del té verde

El té verde ha sido conocido por personas de todo el mundo durante cientos de años. Muchos expertos creen que su tierra natal es Asia y más, recientemente China. Hay quienes afirman que el té verde tiene su origen en Oriente Medio y Japón. Los primeros registros de la existencia del é verde atan del 780 año antes de Cristo. Fue importado a Japón en el siglo XII. Rápidamente entró en los monasterios, los monjes lo han usado como un medio para mantenerse despiertos durante la meditación. Los británicos inmediatamente aprovecharon las cualidades del té verde cuando entró en su país en el siglo XVII. Poco después establecieron si mundialmente famosa tradicional de beber té.

Té verde con menta

Ingredientes del té verde

El té verde contiene grandes dosis de vitamina C y vitamina P. La vitamina P fortalece las paredes de los capilares, reduce su fragilidad y su destrucción, especialmente en los ancianos.

La dosis diaria de té verde, que es suficiente como medida preventiva, asciende a 2-3 tazas. La dosis habitual es de 250-300 mg una vez al día. Los complementos alimenticios con té verde, que se venden en herbolarios y farmacias, también tienen un efecto terapéutico.

Si eres un fan del té elaborado con leche fresca, es bueno saber que de esta forma te privas de algunas de sus propiedades curativas. La razón de esto es que las proteínas de la leche se unen a los polifenoles y suprimen sus propiedades curativas. El té verde contiene catequinas, que son antioxidantes potenciales, 100 veces más potentes que la vitamina C. Se ha demostrado que protegen el ADN celular de cambios que hacen progresar el cáncer. El té negro también contiene catequina, pero en cantidades mucho más pequeñas.

Selección y almacenamiento de té verde

Compre té verde que esté envasado en recipientes bien cerrados. Se almacena en lugares secos y oscuros, lejos de la humedad y la luz solar directa.

Beneficios del té verde

El efecto curativo y beneficioso del té verde sobre el estado de las enfermedades son enormes. Se utiliza para tratar el píe atlético, llagas en la boca, dolores de cabeza, diarrea, dolor de muelas y enfermedades de las encías. El té verde incluso es capaz de ahuyentar el desagradable olor de los pies y reducir la fiebre. Es un remedio excelente y probado para el tratamiento de quemaduras solares, picazón e incluso hemorroides. El té verde ayuda a eliminar los metales pesados del cuerpo humano.

El poder curativo mágico de este regalo de la naturaleza está lejos de limitarse a estos problemas en la salud humana. Sus propiedades preventivas y curativas han sido probadas en el tratamiento de muchos tipos de cáncer. Según numerosos estudios realizados en China, el consumo regular de té verde reduce significativamente el riesgo de cáncer de estómago y esófago. La mayoría de las investigaciones realizadas sobre la base de grupos voluntarios formados por personas que beben té verde regularmente y aquellas que no consumen la bebida saludable, muestran que el té verde protege contra el cáncer. Por supuesto, hay estudios que no encuentran un vínculo entre el consumo de té y la prevención del cáncer.

Composición del té verde

Se ha demostrado que el té verde es eficaz para prevenir el cáncer de la piel. En este caso, es igualmente efectivo en forma de bebida o aplicado sobre la piel. Las propiedades protectoras del té verde en forma de tabletas en caso de daños en la piel causados por el sol, así como su aplicación externa en cambios cutáneos precancerosos están en desarrollo.. Como resultado, muchas compañías y fabricantes de cosméticos han comenzado a incluir el té verde en los cosméticos debido a sus poderosos propiedades antioxidantes que ayudan a reducir las arrugas.

Además de ser profiláctico contra el cáncer, el té verde puede ayudar a las personas que ya tienen la enfermedad. Las catequinas del té verde inhiben la producción de la enzima uroquinasa, que las células cancerosas necesitan para crecer. Se piensa que las catequinas también pueden estimular el proceso de muerte celular programada o apoptosis e estas células. Un estudio que duró 7 años confirmó que las pacientes con cancer de mama que toman 5 tazas de té verde al día tenían un menor riesgo de desviación de los gangueos linfáticos que las mujeres que tomaban muy pequeñas cantidades de la bebida.

Los beneficios del té verde sobre la salud del corazón son enormes. Los polifenoles como poderoso antioxidantes vienen al rescate donde los radicales libres han causado algún daño, incluso en las arterias. Una o dos tazas diarias de té verde pueden ser un fuerte aliado en la lucha contratas enfermedades del corazón. Los químicos en el té previenen la oxidación del colesterol.

Cuando el colesterol es atacado por los radicales libres, es más probable que se deposite en las paredes de las arterias, lo que es un paso hacia el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Las personas que toman té verde regularmente tienen un 58% menos de riesgo de morir por problemas cardiacos, según un estudio. También establece que el riesgo de baja aún más si se toman 4 tazas de té verde al día. El efecto beneficioso de debe a los flavonoides, que son un grupo de compuestos, incluidos los polifenoles en el té.

También se ha demostrado que los polifenoles protegen los delicados vasos sanguíneos cerebrales del daño, lo que reduce el riesgo de infarto o otros accidentes cerebrovasulares.El té verde también contiene una carta cantidad de flúor, que fortalece los dientes y reduce la formación de caries. Los taninos y polifenoles del té verde suprimen las bacterias que dañan los dientes. Los estudios demuestran que el té mejora la resistencia del esmalte dental a los ácidos agresivos en la cavidad bucal.

El té verde también contiene astringentes, que son fuertes sustancias antiinflamatorias. Por eso, una bolsita húmeda de té verde alivia las quemaduras provocadas por el sol, las hemorroides y el herpes labial.El té es alcalino y neutraliza los ácidos que corroen los tejidos en las heridas abiertas. El té verde estimula la circulación de la sangre y devuelve la energía en el cuerpo. Retarda el proceso de envejecimiento y contribuye al rejuvenecimiento y longevidad. El zinc en el té verde es necesario y muy beneficioso para el embarazo.

Tetera con té verde

El té verde también estimula las funciones del sistema exctetor, los riñones y la vejiga. Fortalece la motricidad y el sistema nervioso, trata la obesidad, tiene un efecto embellecedor tensando la piel y abriendo los poros. El té verde tiene un efecto beneficioso comprobado sobre las enfermedades oculares y, en general, fortalece los ojos y la vista. Estas hojas secas medicinales son capaces de regular el equilibrio entre álcalis y ácidos en el cuerpo.

Los médicos recomiendan tomar té verde durante mucho tiempo frente al televisor o el ordenador. Su ingesta es importante para personas que se han sometido a radioterapia. El té verde en la dieta diaria ayuda a tonificar, eliminar la grasa corporal y fortalecer el sistema inmunológico.

Daños que puede causar el té verde

Hay estudios médicos que niegan los enormes beneficios del té verde sobre la salud humana. Según algunos estudios, se exagera su capacidad para tratar el cáncer y, según otros, la sobredosis de polifenoles ha provocado la muerte de roedores y perros experimentados. Más de 200 ml de la bebida, según algunos expertos, sería una dosis potencialmente peligrosa. Según la Administración de Drogas (medicinas) y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), el té verde no reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Echa un vistazo a estas recetas saludables de té.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy