bonapeti.net»Artículos»Consejos Culinarios»Las patatas sauté perfectas

Las patatas sauté perfectas

Jana G.Jana G.
Novato
16
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Patatas sauté

Las patatas sauté o patatas salteadas provienen de la cocina francesa.

Para hacer unas patatas salteadas perfectas, es necesario conocer algunas reglas principales del proceso de su preparación. De esta forma sorprenderás a tus invitados con un manjar que no olvidarán. Hay diferentes maneras de hacer patatas sauté, pero en general la idea es de que las patatas pasen por dos etapas de cocción distintas.

Puedes hacer patatas sauté tanto enteras como cortadas en dados o rodajas, y también partidas por la mitad. Algunos chefs recomiendan cortarlas en rodajas de medio centímetro de grosor.

Patatas salteadas

Cuanto más grande sea la superficie de una rodaja de patata, mayor será la probabilidad de que se vuelva más crujiente. En este sentido, las rodajas de medio centímetro de grosor son muy adecuadas porque quedarán crujientes por fuera y suaves por dentro.

Si la piel de las patatas es fina, no es necesario quitarla, solo hay que lavarlas bien, frotando suavemente con una esponja. Si la piel es más gruesa, es conveniente retirarla.

Las patatas sauté primero deben hervirse para que ablanden y luego freírse. Así es como se forma una deliciosa corteza o costra crujiente. Es importante tener cuidado con la cocción, porque si nos pasamos las patatas salteadas se pueden romper o deshacer en la siguiente etapa.

Patatas a la sartén

Puedes cocer las patatas peladas o sin pelar y quitarles la piel luego. En continuación, cortarlas a trozos según el gusto.

El aceite de oliva, la mantequilla o las dos grasas en combinación son las adecuadas para hacer las patatas salteadas perfectas. Algunos chefs recomiendan freír las patatas sauté en manteca de oca o de pato, así obtendrán un sabor mucho más rico. Para enriquecer aun más este plato simple, pero delicioso, se añade ajo finamente picado y perejil picado.

Para preparar patatas sauté perfectas, necesitas : 500 gramos de patatas, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharadita de mantequilla, 1 diente de ajo, 2 cucharadas de perejil fresco picado.

Preparación: Hervir las patatas en agua con sal durante 10 minutos aproximadamente ( o según su tamaño, ya que las piezas grandes necesitan más tiempo) Pelarlas y cortarlas de la forma deseada, luego dejarlas en la olla caliente (sin el agua) y taparlas para que reposen unos minutos.

Cuando se enfrían, calentar la grasa en una sartén a fuego medio y distribuir las patatas en una sola capa, no en montones. Cuando obtengan un color dorado, déles la vuelta y retira del fuego después de 1-2 minutos. Espolvoree con perejil y ajo finamente picados.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest