Magret de pato sin piel

Yordanka KovachevaYordanka Kovacheva
Novato
97411415k433
Magret de pato sin piel
Foto: Yordanka Kovacheva
1 / 11
28/09/2022
Favoritos
Cocinar
Añadir
Reportar
Preparación
20 min.
Cocción
25 min.
Total
45 min.
Raciones
2
"Aquí puedes preparar un magret de pato único sin piel, por si no te gusta la grasa"

Ingredientes

  • magret de pato - 1 pieza, 400 g
  • romero - 1 ramita, fresco
  • pimienta negra - 2 pizcas
  • sal - 1 pizca
  • aceite de oliva - 2 cdas
  • sal maldon - escamas, 1 cdta o al gusto
  • salsa
  • cebolla roja - 1/2 cabeza
  • mermelada de arándanos - 3 cdas colmadas
  • mantequilla - 3 cdas
  • aceite de oliva - 2 cdas
  • zumo de naranja - 50 ml recién exprimido
  • vino tinto - 50 ml
  • agua - 50 - 70 ml
  • maicena - 1 cda
  • sal - al gusto
  • romero - 1/2 ramita
*medidas y cantidades

Modo de preparación

Para los que no os gustan los alimentos grasos y les molesta la grasa de la piel del magret de pato, existe la opción de cocinarlo sin ella.

Para ello, se retira fácilmente con un ligero tirón hacia arriba y en caso de resistencia, se corta con un cuchillo hasta su total extracción.

Todavía se puede guardar la piel para hacer un rico caldo o derretir la grasa para hacer deliciosas patatas fritas.

El magret, limpio de piel, se corta en 4 trozos grandes, se frota con pimienta negra y muy poca sal (en ningún caso, no se pase de sal con el pato, porque le sacará los jugos). Rasgue las hojas de la ramita fresca de romero en la carne. Así se deja reposar durante 2 horas, envuelto en film transparente.

Para esta magnífica carne se prepara una deliciosa salsa, por regla general debe tener notas dulces, y si se combinan lo dulce, lo ácido y lo salado, entonces este es el verdadero complemento perfecto para el magret de pato.

Pica finamente la cebolla y ponerla con la mantequilla y el aceite de oliva a fuego lento/moderado hasta que se ablande y caramelice lentamente.

Agregue la mermelada de arándanos y el vino y revuelva durante 2-3 minutos. Arranca los pétalos de la segunda ramita de romero.

Bata la maicena junto con el agua y el jugo de naranja + una cucharada de jugo de limón. Agregue un poco de sal y vierte en la salsa con todo lo demás. Revuelva a fuego lento hasta que espese. Si es necesario, agregue un poco más de jugo de cítricos recién exprimido o agua.

La salsa se prueba y aromatiza con notas dulces, ácidas o saladas que prevalecen según su gusto.

Reduce la temperatura al mínimo.

En otra sartén antiadherente, caliente dos cucharadas de aceite de oliva a fuego alto. Selle las piezas de carne hasta que estén dorados por todos lados y hayan formado una costra.

Para los amantes de la carne más tierna y poco hecha, esto es suficiente, pero si desea otro nivel de cocción (medio poco hecho o medio), reduzca el fuego a moderado y cocine durante otros 1-2 minutos por cada lado. Si la carne se cocina en exceso, se secará y perderá su sabor, por lo que siempre debe tener al menos un color rosado por dentro. Como último recurso, puedes hacer el pato bien hecho, pero no demasiado.

Las piezas de los extremos más delgadas se ponen un poco más tarde en la sartén porque se cocinan más rápido, tenlo en cuenta.

Para servir, ponga un poco de la salsa en el fondo de un plato y coloque encima el delicioso magret de pato sin piel. Rocíe con sal Maldon escamosa gruesa.

¡Disfrute de su comida!

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Valoración

5
51
40
30
20
10
Añade tu valoración