Bonapeti.net»Recetas»Pan»Cozonac»Brioche con fermento natural y pasas

Brioche con fermento natural y pasas

Yordanka KovachevaYordanka Kovacheva
Autor
3k12116k392
Brioche con fermento natural y pasas
Foto: Yordanka Kovacheva
1 / 8
23/01/2024
Favoritos
Cocinar
Añadir
Reportar
Preparación
30 min.
Cocción
35 min.
Total
65 min.
Raciones
10
"La textura de este brioche es un poco diferente, pero el sabor es igual de delicioso"

Ingredientes

  • harina - 300 g + para espolvorear la superficie de trabajo
  • huevos - 2 uds + 1 yema
  • aceite de girasol - 40 ml
  • leche - 80 ml
  • mantequilla - 30 g
  • fermento natural - 90 g masa madre
  • azúcar - 80 g + para decorar
  • vainilla - 1 sobre, polvo
  • piel de naranja - 1 y 1/2 cdas, finamente rallada
  • piel de limón - 1 cda, finamente rallada
  • pasas - 1 puñado
  • ron - 4 gotas
*medidas y cantidades

Modo de preparación

Para preparar este brioche con fermento natural, ante todo, necesitarás un poco de paciencia porque te llevará un poco más de tiempo de lo habitual.

A diferencia de la masa de levadura, la masa madre requiere más amasado y un tiempo de reposo más largo, especialmente cuando se le agrega más azúcar y grasa como en este caso.

Lo que tienes que hacer es refrescar y alimentar tu masa madre natural previamente con una cuchara o dos de harina y un poco de agua, y luego esperar unas dos horas a que se active. Básicamente, no hay un momento exacto para activar el fermento natural casero porque depende de la fuerza que tiene. Hay amas de casa que cultivan su masa madre o fermento natural durante un año, otras durante dos semanas; por supuesto, la que crece más es más fuerte y la masa aumenta más rápido. También influye la harina de la que se hace y alimenta, ya sea blanca, ya sea integral, de centeno, de trigo, de espelta, etc.

Mi fermento es de harina de centeno y se alimenta con una variedad de trigo blanco, espelta y otros.

Pero vayamos a la esencia de la receta:

En un bol mezclar la harina, la masa madre fresca (90 g), los huevos ligeramente batidos con el azúcar, el aceite y la leche. Poner las pieles de cítricos y la vainilla.

Amasar una masa suave, añadiendo poco a poco la mantequilla. Amasar durante unos 15 minutos o más tiempo y, si se pega, espolvorear más harina. Se puede utilizar un robot de cocina para ahorrar tiempo y esfuerzo, y evitar el momento crítico del principio en el que la masa queda bastante pegajosa.

Cuando esté lista se deja reposar en el bol durante horas hasta que doble su volumen. (Dijimos que no se puede determinar la hora exacta). El recipiente debe envolverse con film transparente.

Lo amaso al mediodía y lo dejo hasta la noche. Si aún no ha subido lo suficiente lo guardo en el frigorífico hasta el día siguiente. Por la mañana lo saco y se ha hinchado. Espero que se relaje a temperatura ambiente, agrego las pasas, mezclo unos minutos y formo una trenza.

Tenga en cuenta que incluso si se le da forma perfecta al brioche, en el posterior levantamiento, las formas casi se perderán, pero esto finalmente no es un problema.

La trenza de brioche moldeada se coloca en un molde para pasteles profundo, engrasado o forrado con pergamino, de dimensiones rectangulares estándar.

Así vuelve a leudar casi todo el día o hasta llenar todo el molde.

Untar con una yema batida con unas gotas de agua y aceite y espolvorear con azúcar humedecida con ron.

Hornear en horno precalentado a 170ºC durante unos 35 minutos y vigilar que no se queme por encima. Si empieza a oscurecerse, tapar con papel de aluminio en los últimos minutos.

El brioche casero se deja enfriar antes de cortarlo. Tiene el sabor auténtico, pero su textura es ligeramente diferente.

¡Definitivamente es irresistible y muy sabroso!

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Valoración

5
51
40
30
20
10
Añade tu valoración