Kugelhupf con pasas

marcheva14marcheva14
MasterChef
65633k51
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Kugelhupf con pasas
Foto: marcheva14
1 / 8
16/04/2024
Favoritos
Cocinar
Añadir
Reportar
Preparación
60 min.
Cocción
45 min.
Total
105 min.
Raciones
14
"Kugelhupf con pasas un placer esponjoso para el paladar y para todos los sentidos"

Ingredientes

  • para las pasas
  • agua - 250 ml
  • pasas - 250 g
  • azúcar - 100 g
  • ron negro - 60 ml
  • almíbar
  • azúcar - 200 g
  • agua - 350 ml
  • agua de azahar - 30 ml
  • piel de limón - de 1/2 limón, tiras
  • jugo de limón - unas gotas
  • masa
  • harina de fuerza - 300 g
  • harina de repostería - 300 g
  • azúcar - 90 g
  • sal - 1 cdta, rasa
  • leche - 300 g, a temperatura ambiente
  • huevos - 2 uds, L (100 g)
  • levadura fresca de panadería - 35 g (o 10 g de levadura seca)
  • vainilla - 1 cdta
  • mantequilla - 200 g + 50 g (a temperatura ambiente)
  • almendras - unos 100 g (laminadas)
*medidas y cantidades

Modo de preparación

Para las pasas:

Llevar a ebullición el agua con el azúcar, revolviendo constantemente. Apagar el fuego y agregar las pasas y el ron. Reservar hasta que se enfríe a temperatura ambiente.

2. Almíbar KUGELKUPF

Echar en el cazo el agua, el azúcar, el zumo de naranja, las pieles de limón cortadas y un poco de jugo de limón. Colocar en la estufa hasta que el azúcar se derrita por completo. Retirar del fuego. En una etapa posterior se agregará a este almíbar el sirope de las pasas escurridas.

3. Masa

Básicamente, todo se hace a mano, pero por conveniencia usé una batidora eléctrica.

Poner ambos tipos de harina en el bol de la batidora, mezclar, agregar la levadura (yo uso levadura seca francesa de acción rápida). Añadir los huevos, la vainilla y mezclar con el gancho amasador a baja velocidad. Agregar la leche y la sal. Amasar una masa suave.

Si no tienes una batidora o máquina para amasar, entonces volcar la masa sobre una encimera y amasar durante 10-12 minutos, golpeando la masa, estirándola con la espátula de repostería, juntando, golpeando, etc., hasta obtener una masa sedosa, suave y elástica.

Hay que saber que al principio queda muy pegajosa y muy suave, pero con un amasado prolongado se volverá suave y no pegajosa. ¡No se añade más harina!

Después de obtener el resultado deseado, se agrega la mantequilla, si se amasa a mano se forma un rectángulo rugoso y se pone en trozos todos los 200 g de mantequilla, se recogen los lados y se amasa por más de 10 a 13-14 minutos.

En la batidora agregué toda la mantequilla, la corté en rectángulos gruesos y amasé hasta que volvió a quedar una masa no pegajosa, unos 13-14 minutos a velocidad media. Ahora es el momento de añadir las pasas escurridas. El sirope en el que estaban remojadas lo agregue al almíbar.

La temperatura interna de la masa debe rondar los 24-26 grados, yo uso un termómetro de cocina, pero esto es opcional. Esta es la parte más difícil y lenta de hacer Kugelhupf. Retirar y transferir a un bol ligeramente engrasado, tapar y dejar reposar durante unas 2 horas.

Yo lo meto en el horno, pero solo con la luz encendida, es suficiente sin los grados puestos, ni horno precalentado. No recomiendo este último porque cambia la textura de la masa.

Mientras se espera la masa, se preparan los moldes para hornear. Usé un molde de silicona grande y 7 moldes pequeños.

Con los 50 g restantes de mantequilla blanda, engrasar muy bien los moldes, pero hacerlo directamente con los dedos para que se vea la mantequilla, porque después de sacar el pan dulce del horno, inmediatamente se debe desmoldar sobre una rejilla y si no se engrasa mucho se pega a los moldes, aunque sean de silicona. Además, la mantequilla ayudará a que las almendras se peguen bien en la superficie. Esparcirlas por el fondo y los bordes de los moldes.

La masa leudada se transfiere a una encimera, no se agrega más harina. Pesé toda la masa en una balanza y era 1560. De ella separé 780-790 gramos, que se colocarán en el molde acanalado grande, y la cantidad restante será para los moldes pequeños.

A la masa grande se le forma una bola y con los dedos se le hace un agujero justo en el medio, para que encaje en la chimenea del molde. Colocar y presionar para marcar los bordes del molde sobre la masa y pegar las almendras. Cubrir con papel aluminio y dejar reposar durante unos 30-40 minutos. El resto de la masa se forma de la misma manera, haciendo un agujero en el medio y colocándola en los moldes bien engrasados, también cubiertos de almendras. Cada porción de masa para los moldes pequeños son unos 70 gramos.

Hornear en horno precalentado a 175-180 grados durante unos 30-45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga seco, teniendo en cuenta que los moldes pequeños se hornean antes. Es obligatorio hacer una prueba con el pincho de madera y si no quedan migas pegadas, el pan dulce se retira del horno. Pero hay que tener en cuenta que la masa queda muy aceitosa y la brocheta de madera puede resbalar un poco y dar un resultado incorrecto, así que dale otros 5-7 minutos para hornear, solo para estar seguro.

Retirar del horno e inmediatamente invertir sobre una rejilla para que se enfríe por completo.

Cada uno de los panes, ya sean grandes o pequeños, se baña en almíbar tibio, volteándolos varias veces. Retirar a una rejilla.

Derretir el resto de la mantequilla y, una vez que se haya enfriado, untar cada masa por todos lados. Espolvorear generosamente con azúcar en polvo, girando en la mano para que el azúcar llegue a todas partes.

En su base, este postre único está hecho de levadura, dos tipos de harina, la última es importante para tener un resultado perfecto, ron, almendras, algunos huevos y mucha mantequilla y pasas.

Básicamente se hornea en moldes de corona grandes y específicos o en los moldes pequeños. Mi molde grande es de silicona y es bastante profundo - así es como debe ser porque este pan dulce es alto y grande.

El Kugelhupf es muy famoso principalmente en la región de Alsacia, sur de Alemania, Austria, Hungría, en general es un pastelito europeo. Es casi desconocido en nuestro país, no tengo idea de por qué ya que es tan delicioso.

Durante la Baja Edad Media en Austria, se servía en grandes eventos públicos y se decoraba con muchas flores, hojas, velas y frutas de temporada. Su nombre persistió durante el Imperio austrohúngaro y finalmente llegó a los libros de cocina tradicionales austriacos como un pastel ricamente refinado aromatizado con agua de rosas y almendras.

¡El Kugelhupf con pasas es increíble!

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Valoración

5
51
40
30
20
10
Añade tu valoración