bonapeti.net»Recetas»Encurtidos y conservas»Hojas de Parra Congeladas

Hojas de Parra Congeladas

marcheva14marcheva14
MasterChef
30433k54
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Hojas de Parra Congeladas
Foto: marcheva14
1 / 3
13/08/2022
Favoritos
Cocinar
Añadir
Reportar
Preparación
15 min.
Total
15 min.
Raciones
3
"Quien quiera comer rollitos de hojas de parra en invierno, debe guardar esta receta"

Ingredientes

*medidas y cantidades

Modo de preparación

En los casos en los que he comprado hojas de parra en los supermercados, siempre me ha decepcionado, muchas veces resultan viejas y duras. Lo mejor es recolectar hojas frescas de vid de primavera y almacenarlas en el congelador.

Las hojas de parra se pueden conservar en salmuera, pero definitivamente las prefiero congeladas. Además, su método de preparación es mucho más rápido y práctico que ponerlos en tarros, y como yo los envuelvo, ocupan poco espacio.

Escoge hojas jóvenes, de color verde claro, que no tengan nervaduras sobresalientes y, sobre todo, que no hayan sido tratadas con productos químicos.

Cuando queramos usarlas, se sacan del congelador, se dejan a temperatura ambiente 1 noche y ya están listas para usar. Dado que las hojas son muy jóvenes y frescas, no es necesario escaldarlas con agua caliente después de descongelarlas. Están listas para usar.

Las hojas de vid/parra se lavan con agua fría y se dejan escurrir en un colador grande. No es necesario que se sequen.

Sus tallos se cortan bajos con tijeras.

Las hojas se apilan una encima de la otra. Su número es opcional, se pueden organizar en veinte y treinta piezas en una pila si se colocan en bolsas de plástico.

Lo más fácil es atarlas con unas gomas y colocarlas en las bolsas de plástico, unas 60 en cada una.

También se pueden envolver en varias capas de film transparente, extendiendo el film sobre una mesa, colocar la pila de hojas de parra a 6-7 cm de su extremo, que se traslada a las hojas para que las cubra hasta la mitad. Enrollar un rollo apretado, comenzando desde el extremo de la parte torcida y yendo hacia el extremo opuesto.

Los rollos terminados se envuelven en film transparente una vez más para evitar que se desarrollen. Las hojas están empacadas y listas para congelar. Se disponen en el congelador.

Las hojas de parra congeladas están listas.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Valoración

5
51
40
30
20
10
Añade tu valoración