Edam

Rosi TrifonovaRosi Trifonova
Darth Vader
7326
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Queso Edam

Edammer o simplemente Edam, junto con el mundialmente famoso Gouda, son uno de los quesos holandeses más populares y queridos. Este producto lácteo está elaborado con leche de vaca y lleva el nombre del puerto de Edam, ubicado en el norte de Holanda. Las características distintivas del queso Edam son la forma ovalada rodeada por una corteza cerosa roja que la hace fácilmente reconocible.

El Edam se producía originalmente en fincas rurales a partir de leche de vaca sin pasteurizar, pero en el siglo XIX se empezó a elaborar a partir de leche pasteurizada y también a partir de una mezcla de ambos tipos de leche. Hoy en día, Edamère se produce en muchos países, e incluso su auténtica forma cilíndrica redonda a menudo se modifica en forma de bloque oblongo.

El queso Edam goza de gran popularidad en los EE. UU., Canadá, México y los países escandinavos. Durante mucho tiempo en España y países latinoamericanos, el edamame (Edam) ha sido considerado un manjar. El queso es tan popular que arraiga en la cultura y el arte de diferentes naciones. Incluso East of Paradise de John Steinbeck menciona el delicioso queso.

El queso Edam aún no está regulado como "marca protegida" por la legislación europea.

Historia de Edam

Ya en el siglo XIV, la producción de este tipo de queso de larga duración estaba muy extendida en el norte de Holanda. A través del puerto de la ciudad de Edamer, la popularidad del queso se extendió a Francia y España ya en el mismo siglo, y posteriormente a todo el mundo. La razón principal de esto fue la buena durabilidad del producto y su larga vida útil, que resultó ser muy importante para la gente de mar entre los siglos XIV y XVIII.

Incluso hay una leyenda que cuenta que el queso, por su característica forma redonda, se usaba como proyectil para los cañones de los barcos de la época. Edam una vez fue moldeado en moldes especiales de madera, que los lugareños también usaron como cascos durante guerras y rebeliones.

Y aunque la leyenda de los proyectiles es un poco dudosa en términos de credibilidad, quedan algunas pruebas para esta última afirmación. En ese momento, los holandeses fueron llamados por sus oponentes "cabezas de queso" precisamente por los cascos de madera de los moldes del queso Edam.

Originalmente, el queso se producía a partir de leche entera en granjas rurales. Posteriormente se empezó a elaborar a partir de leche pasteurizada o mezcla de leche pasteurizada y sin pasteurizar.

Queso holandés Edam

Producción de queso Edam

Hoy en día, Edam se elabora a partir de una mezcla de leche pasteurizada y leche sin pasteurizar, en su mayoría entera o parcialmente desnatada. Se produce tanto en su típica forma redonda como en forma de paralelepípedo o bloque. Las empanadas Edam suelen pesar entre 900 g y 1.8 kg, siendo las de mayor distribución en la cadena comercial las de hasta 1.7 kg.

La corteza cerosa de color rojo brillante de Edam es su sello distintivo. En su tierra natal, los Países Bajos, el Edam se come con una corteza cerosa amarilla, y si te encuentras con un queso holandés con una corteza cerosa negra, significa que el Edamera ha madurado durante 17 semanas completas. Debajo de la corteza cerosa roja, amarilla o negra del queso se encuentra una consistencia suave de color amarillo pálido.

Aparte de las empanadas que pesan alrededor de 1.77 kg. En la red comercial, también puedes encontrarte con las bombas más pequeñas y lindas llamadas "bebé Edam". También se puede vender en tortas enormes, de tamaño doble, coloreadas con caroteno y destinadas a la exportación. El gemelo francés del Edam es el queso Mimolette.

Un dato interesante es que el queso holandés está disponible en el país sin recubrimiento de cera, excepto durante la temporada turística. El recubrimiento de cera brinda protección adicional a los pasteles destinados a la exportación desde los Países Bajos durante su transporte.

La mayoría de las veces se consume queso Edam joven, que es más elástico y suave, y tiene un sabor agradablemente dulce, con hilos de nuez. Cuanto más maduro es el edamame, más intenso se vuelve su sabor, volviéndose más complejo, especiado y con un final punzante.

Composición del queso Edam

En comparación con otros quesos similares, Edamère no es tan aceitoso. Su primo holandés, el gouda, contiene un 48 % de grasa, mientras que el edamame ronda el 40 %. En una ración de 100 g de queso Edam hay un 73% de la dosis diaria de calcio necesaria para una persona.

100 gramos de queso Edamame contienen:

357 kcal; 27.8 g de grasa; 1.43 g de carbohidratos; 24.99 g de proteínas; 89 mg de colesterol; 965 mg de sodio; 25 g de proteína.

Uso culinario del queso Edam

Edamame o Edam es muy popular no solo en los Países Bajos. En muchos otros países, este queso incluso se ha convertido en parte de las tradiciones de la gente. Así, por ejemplo, en Yucatán preparan el plato Queso Relleno, para lo cual se corta en 2 la pita Edam, se ahueca una parte y se mezcla con verduras y carne y se vuelve a rellenar.

Se cuece en los hornos locales especiales para derretir el queso. En la República Checa y Eslovaquia, el Edamame es parte indispensable del desayuno más popular allí, combinado con jamón y siempre con salsa tártara (tatárska omáčka) o mayonesa. Incluso en Filipinas, ocultan el sabor del edamame sirviéndolo en la víspera de las fiestas navideñas.

Edam se puede servir como postre y queso de mesa. Participa como complemento y componente en muchos productos horneados, sándwiches, ensaladas y salsas. Tiene un sabor excelente y se sirve solo con galletas saladas y pan.

Su aroma y sabor se combinan con éxito con muchas frutas como melocotones, melones, albaricoques, cerezas, manzanas y peras. Si desea elegir una bebida adecuada para sus bocados con queso Edam, puede detenerse fácilmente en Riesling, Chardonnay, Syrah, Champagne o cerveza negra.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Valoración

4
50
41
30
20
10
Añade tu valoración

Comentarios

Enviar