Queso de Cabrales

Iliana AngelovaIliana Angelova
Novato
1611
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Queso de Cabrales
Foto: PDPhotos Pixabay

El queso azul es un verdadero aristócrata entre los quesos, y representan una variedad realmente enorme. El fuerte sabor picante es solo para verdaderos conocedores.

El queso azul es un nombre general para los productos salados que contienen un tipo especial de moho penicillium. Su resultado son las rayas azules en el queso, que le dan su nombre.

El hongo responsable de la elaboración de este queso se encuentra en la naturaleza. Las esporas del hongo se desarrollan con mayor frecuencia en las cuevas y, por lo tanto, los preciados quesos azules se envejecen en un verdadero refrigerador natural, que es la cueva.

Entre los mejores quesos azules están sin duda los quesos franceses. Esto no es del todo cierto, independientemente de que los quesos azules franceses hayan logrado ganar el campeonato. Un queso azul español logró consolidarse como un favorito absoluto. Este es el queso azul de Cabrales.

¿De dónde viene el queso de Cabrales y cómo se elabora?

Servir queso de Cabrales

La región española de Asturias es la cuna del producto tentador. Se produce únicamente en la región del Golfo de Vizcaya. La materia prima utilizada suele ser una mezcla de los tres tipos de leche: vaca, oveja y cabra.

El queso de Cabrales madura en cuevas, cuyo derecho de uso se transmite de generación en generación. El tiempo de maduración es de 2-3 meses. La corteza del queso se perfora con palitos para que el moho se extienda por dentro. Los lugareños prefieren consumirlo cuando han pasado 6 meses y se ha vuelto de color casi azul. Su aroma es punzante, específico y tiene notas de fruta fermentada, moho y levadura.

Se sabe que el servicio de los quesos está sujeto a ciertos requisitos por su combinación, así como por los tipos de queso que deben estar presentes en el plato, para apreciar al máximo el sabor de cada uno.

El queso de Cabrales se sirve envuelto en hojas de arce, acentuando el aroma del producto. El clásico maridaje de vinos y quesos vinculaba a Cabrales con blancos y vinos de postre. También se puede probar con un vino tinto de dulzor denso, con taninos maduros.

Con sus 400.000 kilogramos por año, este queso seguramente tomará la delantera entre los más conocidos y preferidos en el mundo. Es el mejor queso español desde hace 7 años.

Composición química del queso de Cabrales

Синьо сирене Кабралес със смокини

El contenido calórico del queso es de 388-392 kcal por 100 g, de los cuales:

1. Proteínas - 21.50 g;

2. Grasas - 34 g;

3. Carbohidratos - 2 g.

Vitaminas por 100 g:

1. Vitamina A - 300 mg;

2. Tiamina - 0.03 mg;

3. Riboflavina - 0.6 mg;

4. Niacina - 6.3 mg;

5. Piridoxina - 0.08 mg;

6. Ácido fólico - 80 mcg;

7. Cobalamina - 1, 2 mg;

8. Tocoferol - 0.8 mg;

9. Vitamina D - 0.23 mg.

Minerales por 100 g:

1. Sodio - 1067 mg;

2. Calcio - 700 mg;

3. Fósforo - 379 mg;

4. Potasio - 95 mg;

5. Magnesio - 20 mg;

6. Cinc - 2.3 mg;

7. Hierro - 0.6 mg.

Grasa por 100 g:

1. Colesterol - 93-98 mg;

2. Ácidos grasos monoinsaturados - 9.4 g;

3. Ácidos grasos poliinsaturados - 0.92 g;

4. Ácidos grasos saturados - 17.7 g.

El queso de Cabarles también contiene aminoácidos esenciales: glutámico y aspártico, prolina, serina, histidina, valina, tirosina, fenilalanina, lisina, leucina, treonina e isoleucina.

Es un producto sumamente útil para quienes llevan un estilo de vida activo y hacen ejercicio. Para producir la cantidad necesaria de queratina, que se encarga de cargar el cuerpo y es la reserva de energía necesaria, solo se necesitarán 70-80 gramos de queso. Se sintetiza de manera estable, es decir, después de que el complejo de aminoácidos (arginina, metionina y glicina) en Cabrales ingresa al cuerpo. Aunque no están presentes en un gran porcentaje en el queso, es suficiente para estos fines del organismo.

No podemos dejar de señalar también el contenido de sodio en el producto, que también es importante para la salud.

Beneficios para la salud del queso de Caberles

Похапване на синьо сирене

Como entendió, esta variedad es un producto lácteo fermentado, que es rico en muchas sustancias valiosas e importantes para la salud. Por ejemplo, los ácidos grasos de su composición cuidan la belleza de la piel y aumentan el tono vascular. Por supuesto, esto está lejos de ser el único beneficio para la salud del queso.

El queso de Cabarles es muy bueno para el tejido óseo y cartilaginoso, fortaleciéndolo y protegiendo al organismo de diversos cambios degenerativos-distróficos en el aparato de sostén. Las personas que han incluido este tipo de queso en su menú sufren menos artrosis y gota.

Cabrales tiene un buen efecto sobre el crecimiento del cabello, haciéndolo más grueso y fuerte. Las placas ungueales se vuelven más densas y no se delaminan.

Junto a todos estos agradables beneficios para el organismo, el consumo habitual de queso de Cabrales mejora la digestión, lo que resulta de gran utilidad para las personas que sufren de estreñimiento habitual. La consistencia cremosa y más grasa del queso forma una especie de película sobre la mucosa, protegiéndola así de los efectos agresivos del ácido clorhídrico, que es sintetizado por el estómago.

El queso mejora la función de la memoria y la formación de sangre. También aumenta la producción de glóbulos rojos y prolonga su ciclo de vida. Como cualquier otro alimento salado, este queso estimula la liberación de serotonina. Con ello, ayuda a mejorar el estado de ánimo, afrontar el estrés y restablecer el estado emocional.

Contraindicaciones al consumir Cabrales

Сини сирена

Si hoy en día se observan todas las normas sanitarias durante la elaboración del queso de Cabrales, hace solo 30-40 años su degustación podría haber terminado con un desorden nutricional debido a la violación de los requisitos de higiene. Por ejemplo, según las recetas antiguas, las ruedas de queso se colgaban de los manzanos. El material con el que estaban cubiertos no los protegía de los diversos insectos.

Los granjeros, sin embargo, que todavía se adhieren a la tradición, cubren la superficie de los pasteles solo con hojas mojadas para que las moscas no se posen sobre ellos. Sin embargo, esto no ayuda a protegerlos completamente de las moscas, por ejemplo, y de esta manera se violan las normas de higiene.

Con todo esto en mente, es importante mencionar que probar el queso puede ser peligroso incluso para niños pequeños, mujeres embarazadas o personas con problemas digestivos. Por tanto, nunca comprar Cabrales a ganaderos, sino únicamente a productores oficiales, donde estarás seguro de que se cumplen todos los requisitos de higiene.

El producto no está recomendado para personas con intolerancia a la proteína de la leche o la lactosa. Teniendo en cuenta la gran cantidad de sal en la composición del queso Cabrales, no debe incluirse en el menú de personas con enfermedades renales, tendencia a los edemas, hipertensión y gota.

Recetas con Queso de Cabrales

Месно руло със сирена

El producto se considera un manjar y se suele servir con mermelada o miel. Su sabor se combina perfectamente con sidras y vinos blancos, revelando las notas del queso. A menudo, en los grandes restaurantes se utiliza para preparar varias salsas, platos calientes o incluso postres.

Salsa con queso de Cabrales

Caliente 200 mililitros de nata, luego agregue 1 cucharada de mantequilla y 50 gramos de queso. Reduzca el fuego y deje hasta que espese a una consistencia de salsa espesa. Sazone con sal y pimienta o agregue romero si lo desea.

Croquetas de queso de Cabrales

Pelar una manzana y cortarla en cubos. Agregar un brócoli, luego fríalos con 1 cucharada de azúcar y mantequilla hasta que estén dorados. Luego sofreír una cebolla en la misma sartén. Luego sofreír una cebolla en la misma sartén. Cuando se vuelva transparente, agregue 80 g de harina y vierta 500 ml de leche precalentada. Retire la sartén del fuego, mezclando el caldo con 200 gramos de queso de Cabrales hasta formar una masa. Si está demasiado líquido, puede agregar más harina. Batir 2 huevos y calentar la freidora. Coger un poco de masa y pasarla primero por huevo, luego por pan rallado y freír hasta que esté dorada en la freidora.

Arroz de gambas con queso de Cabrales

Picar una cebolla y dos dientes de ajo, luego sofreírlos en una sartén con un poco de aceite. Cuando estén ligeramente dorados, añadir 500 gramos de arroz para sofreír también ligeramente. Vierta agua en una proporción de 1:2 con el arroz y hierva durante 15 minutos. Añadir 2 manzanas picadas muy finas y 200 gramos de queso Cabrales. Las gambas se cocinan aparte en una sartén, se sazonan con pimienta y perejil y se añaden al arroz ya preparado.

Bombones de Cabrales

Agregue 75 gramos de mantequilla y 1/3 taza de nata a 300 gramos de queso. Refrigere la mezcla hasta que espese, luego forme bolitas y páselas por frutos secos molidos, sésamo y semillas de amapola. Deje los bombones salados durante varias horas en el refrigerador.

Datos interesantes sobre el queso de Cabrales

Hay varias leyendas sobre el origen de este queso. Una de ellas habla de un pastor que estaba locamente enamorado de una chica, y hasta se olvidó de sus deberes. Dejó su ganado y se fue con ella. Todos los animales fueron recogidos de forma segura por sus camaradas. Cuando regresó después de unos meses a su casa, su familia no lo aceptó, ya que por su acto podría haber dejado a todo el pueblo sin comida. El hombre angustiado decidió ir a una cueva cercana para pasar la noche. Notó con asombro que la leche que había tirado con un trozo de pan se había endurecido. Así apareció la primera pieza de queso de Cabrales, de olor punzante y sabor agradable.

La segunda leyenda es más plausible. Según ella, al hacer queso, los campesinos pobres vertían la leche en un recipiente y luego hacían su queso. En 1-2 días, se recolectó suficiente materia prima, que se agrió y se convirtió en la levadura ideal. En ese momento, los aldeanos ni siquiera pensaron en las normas higiénicas y sanitarias, y que podrían contraer un trastorno alimentario. El moho negro, que ya se sabía que era dañino para la salud, se destruyó con la ayuda de la sal común.

El queso de Cabrales es un símbolo gastronómico de la provincia del norte de España - Asturias. Para familiarizarse con este exquisito sabor, deberá visitar el pueblo del mismo nombre, solo que allí elaboran un producto lácteo fermentado original. Un hecho interesante es que hoy en día es esta variedad la que se falsifica con mayor frecuencia.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy

Valoración

4
50
41
30
20
10
Añade tu valoración

Comentarios

Enviar