bonapeti.net»Artículos»Consejos Culinarios»Cómo limpiar los recipientes de esmalte

Cómo limpiar los recipientes de esmalte

Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Recipiente esmaltado

En el proceso de cocción, cualquiera puede quemar el plato que está cocinando. Aparte de estropear el sabor de los alimentos en la mayoría de los casos, uno de los momentos más desagradables es la limpieza del recipiente.

Cuando se trata de una olla de esmalte, sartén o cacerola, entonces tenemos un problema aún mayor. Dado que el esmalte delicado no tolera el uso de materiales y preparaciones abrasivas, es bastante difícil devolver el recipiente a su blancura anterior.

Las amas de casa con experiencia deben saber qué medidas se deben tomar para limpiar recipientes esmaltados quemados sin dañar la integridad de su superficie.

Productos para la limpieza de esmaltes

Si, como resultado de la actitud descuidada hacia el proceso de cocción, se han formado depósitos de carbón en la superficie del recipiente esmaltado dentro de los platos, los siguientes medios ayudarán a eliminarlos:

Limón y vinagre para limpiar el esmalte

- Sal;

- Bicarbonato de sodio;

- Vinagre;

- Carbón activo;

- Ácido cítrico;

- Restos de café molido;

- Frutas ácidas;

- Bebidas carbonatadas;

- Yogur.

Cada uno de estos medios se puede encontrar en la cocina. Dependiendo de la naturaleza del bronceado de la superficie del esmalte deberá elegir el producto más adecuado.

¿Qué no se debe usar para limpiar utensilios esmaltados?

- Esponjas de metal y alambres para platos;

- Cepillos gruesos y duros;

- Preparaciones de limpieza con abrasivos fuertes;

- Cuchillo y otros objetos cortantes.

¿Cómo limpiar la vajilla esmaltada?

Seguro que hay unas cuantas cucharadas de sal en cada cocina. Como muestra la práctica, este es el mejor medio para limpiar lo quemado de la superficie de un recipiente esmaltado. Debes usar la sal de la siguiente manera:

- Espolvorear abundante sal de cocina gruesa sobre las zonas quemadas y amarillentas;

- Vierta un poco de agua tibia encima;

- Dejar el recipiente con esta solución durante 3-4 horas;

- Después del tiempo especificado, coloque el recipiente bajo agua caliente corriente y retire con cuidado los restos quemados con una esponja suave.

Si, incluso después de estas acciones, quedan manchas amarillas y restos de comida quemada en el fondo del recipiente, puede volver a verter un poco de sal y agua y hervir la solución resultante. Es importante hervir a fuego lento durante media hora. Este método limpiará el recipiente de cualquier suciedad.

Si la sal no le ayudó a limpiar bien el recipiente, existe otro método más efectivo: el uso de vinagre de mesa. Para limpiar el recipiente, debe verter suficiente vinagre y cubrir toda el área quemada/sucia. Deje reposar durante 3-4 horas. Durante este tiempo, los residuos de alimentos se desprenderán fácilmente de la superficie. Para una limpieza completa, vierta el vinagre del recipiente y lave como de costumbre con lavavajillas.

¿Aún no puedes deshacerte de los depósitos de carbón? Puedes probar una segunda opción. Vierta 200 g de agua y 20-40 g de vinagre en el recipiente de esmalte contaminado. Ponga a fuego lento y hierva la solución de agua y vinagre durante unos minutos. Después de apagar el fuego, espere a que la sartén se enfríe y retire los restos de comida quemada con un paño suave.

Si no tiene vinagre a la mano, puede usar ácido cítrico o jugo de limón obtenido de 1-2 frutas. Tenga en cuenta que el jugo natural es mucho más efectivo que cualquier otro remedio. Debe remojar la suciedad con una solución de jugo de limón y agua o con ácido cítrico.

Cómo limpiar el esmalte de los recipientes
Foto: Gergana Georgieva

El bicarbonato de sodio es una forma segura y eficaz de eliminar los alimentos quemados de las superficies esmaltadas y eliminar el color amarillento. Deberías usarlo así:

- Vierta 1 litro de agua fría en el recipiente quemado;

- Ponga 150-200 g de bicarbonato de sodio;

- Hervir la solución;

- Sguie calentando a fuego lento durante 40-60 minutos;

- Después de apagar el fuego, dejar enfriar el recipiente con el líquido durante varias horas;

- Luego tira el agua y enjuague con agua corriente.

Para las zonas quemadas muy rebeldes, puedes combinar bicarbonato de sodio con vinagre. Espolvorea generosamente las áreas quemadas con bicarbonato de sodio y rocía vinagre encima para que el bicarbonato de sodio "burbujee". Deje el plato en remojo durante 10-15 minutos, luego lave con agua y una esponja suave.

Las tabletas con carbón activo le ayudarán a eliminar los restos quemados de los platos esmaltados. Moler la cantidad requerida y espolvorear el polvo resultante con los depósitos de carbón. Debe dejarlo durante 30 minutos, luego verter agua fría y dejar actuar durante otra hora. Después de eso, el esmalte se puede limpiar fácilmente de la suciedad. Del mismo modo, también puedes utilizar posos de café o cubrir las zonas quemadas con yogur y dejar reposar.

Consejos útiles para la limpieza de esmaltes

Para mantener el esmalte de tus recipientes limpio y brillante, siga estos consejos:

- Verter agua en el nuevo recipiente con superficie esmaltada y hervir. No debe verter el agua de golpe sino poco a poco. Para endurecer el esmalte, el agua hervida debe enfriarse por completo;

- No coloque una olla de esmalte vacía sobre la estufa o una bandeja en el horno;

- No verter líquidos fríos en un recipiente caliente y viceversa;

- No coloque una olla o sartén grande sobre una placa de cocina pequeña;

- Proteja los platos esmaltados de daños mecánicos, en caso de caída o impacto, una pieza del esmalte puede romperse y el plato puede quedar inutilizable;

- No utilice utensilios de metal cuando trabaje con platos esmaltados, para no provocar arañazos y grietas en el esmalte;

Vajilla de esmalte

- No deje el esmalte quemado durante mucho tiempo sin remojar y limpiar, la limpieza posterior puede ser imposible.

Como muestra la práctica, la limpieza de utensilios esmaltados de incrustaciones y restos quemados no es difícil. Usando herramientas prácticas que se encuentran en todas las cocinas, puede restaurar fácilmente la limpieza de los platos.

Y para preservar la fuerza y ​​extender su vida útil, se recomienda seguir las reglas para usar recipientes de esmalte. El uso y la limpieza cuidadosos mantendrán el esmalte limpio y fuerte durante mucho tiempo.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest