Membrillos

AdminAdmin
Darth Vader
103
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Membrillos maduros

Se cree que el membrillo se originó en Irán. Su nombre botánico Cydonia oblonga, tiene su origen en la región de la isla de Creta.

El cultivo de membrillos estaba muy extendido en el sureste de Europa incluso antes que el cultivo de manzanas. Según los investigadores, alrededor del año 1000 antes de Cristo en Palestina estaban familiarizados con el membrillo. El hermoso y pequeño árbol de membrillo lleno da frutos que varían en tamaño, color y forma.

Los árboles de membrillo están muy extendidos en Grecia, Nueva Zelanda, Argentina y Francia. También se están volviendo populares en América del Norte. A principios del siglo XX también se desarrolló la industria conservera de membrillo.

El fruto del membrillo se asemeja a una pera o una manzana. Para ser apetecible, debe ser de color dorado a amarillo o con motas rojizas. La mayoría de las veces, el membrillo se ve grande y sin forma. Su piel puede estar cubierta de musgo o ser lisa. La característica de todos los membrillos, sin embargo, es el aroma excepcional.

El aroma de cada variedad tiene diferentes toques de almizcle o frutas tropicales silvestres, como un perfume. Aspero y ácido, el membrillo es difícil de comer crudo y requiere cocción para que sea comestible. Cuando se cocina, el membrillo adquiere un hermoso color acaramelado o naranja intenso.

La temporada de membrillo es a fines del otoño, pero se puede encontrar durante todo el año.

El membrillo juega un papel culinario importante a nivel mundial. Es popular en la cocina marroquí, persa, rumana y, en general, en la cocina balcánica local. Es muy habitual añadir membrillos a guisos de carne o como acompañamiento de carnes asadas.

Llamada "melimelum" por los romanos, este nombre griego significa "manzana de miel" porque la fruta se ponía en la miel para hacer mermeladas. Los portugueses llaman al membrillo "marmelo" y disfrutan de la mermelada que se prepara con él. Los griegos le dieron el nombre de "Cydonia", que se convirtió en "cotogna" en Italia y "coing" en Francia.

Sin embargo, los turcos siguen siendo los mayores fanáticos del membrillo.

Historia de los membrillos

Membrillos

Durante el reinado del gran rey Salomón, existía una ley especial que decía que los recién casados ​​debían comer membrillo el día de su boda para tener una vida matrimonial feliz. La famosa manzana dorada, regalada por París a la diosa Afrodita, según algunas fuentes, no es una manzana, sino un membrillo. Se ha demostrado que no se cultivaban manzanas en Troya en ese momento, lo que hace que los historiadores crean que fue el membrillo la "manzana de la discordia" entre las tres diosas más bellas: Afrodita, Hera y Atenea.

En uno de sus epigramas, Martial menciona los membrillos con miel, que eran preparados por las mismas ninfas. Sirvieron para engañar al enfurecido Zeus.

Composición de los membrillos

Los membrillos pertenecen a las frutas con un contenido muy alto en pectina, que además tiene buenas propiedades gelificantes. Los membrillos contienen una gran cantidad de celulosa: 1.55 %, así como taninos de hasta 0.57 %. Son estas sustancias las que dan a los membrillos su sabor astringente y limitan en gran medida su consumo en fresco. Los membrillos son ricos en vitamina C y niacina, calcio, fósforo, magnesio y sodio. Hay pequeñas cantidades de manganeso, cobre y cobalto en los membrillos.

100 g de membrillos contienen 57 calorías, 4 mg de sodio, 15 g de carbohidratos, 2 g de fibra, 1% vitamina A, 25% vitamina C, 1% calcio y 4% hierro.

Variedades de membrillo

Variedades de membrillos

Existen principalmente 4 tipos de membrillos:

- Asenita - los membrillos son de tamaño mediano, tienen una superficie regular y una forma similar a la de una manzana. Madura en el mes de octubre y los frutos tienen excelentes cualidades gustativas;

- Triunfo - esta es una variedad de membrillos de tamaño mediano que tienen forma de pera y buen sabor;

- Hemus - una variedad de membrillos con forma asimétrica o de manzana. Su carne es amarilla, aromática y ligeramente ácida;

- Trimontium - este es un tipo de membrillo con frutos pequeños y cualidades gustativas no muy agradables, por lo que no se recomienda su consumo directo.

Selección y conservación de membrillos

Elija membrillos firmes, amarillos y grandes, sin zonas blandas. El membrillo se puede almacenar a temperatura ambiente hasta por una semana. En frío o en el frigorífico, la fruta se puede conservar durante mucho tiempo.

Membrillos en la cocina

Muffins de membrillos

Los membrillos tienen un fuerte sabor astringente, por lo que apenas se consumen frescos. Con una gran cantidad de pectina, el membrillo es adecuado para hacer mermelada de membrillo, jalea de membrillo. Los frutos de otoño también se utilizan para hacer compota de membrillo o se comen asados.

Aparte de solos, se utilizan para hacer postres de membrillo y en combinación con manzanas y peras. Son un ingrediente extremadamente aromático a la hora de hacer un pastel o budín de frutas. Debido a su textura firme y resistente al derretimiento, los membrillos requieren un largo tratamiento térmico.

Los membrillos se pueden hornear enteros y servir con nueces, miel y frutos secos. Tales membrillos horneados son un postre magnífico de otoño-invierno. También hay una serie de recetas para cocinar carne de cerdo o ternera con membrillo. Es muy importante no pelar la piel, porque es en ella donde se esconde el maravilloso aroma de esta fruta.

El membrillo forma parte de algunos de los vinos blancos más elitistas del mundo: Chardonnay y Sauvignon Blanc. La decoración navideña también resulta mucho más aromática y acogedora si al resto de frutas del frutero se le añaden unos cuantos membrillos.

Beneficios de los membrillos

Membrillos asados

Rico en fibra, el membrillo contiene una cantidad moderada de vitamina C y potasio. Cuatro onzas de fruta cruda contienen alrededor de 65 calorías. El consumo diario de membrillos reduce la probabilidad de cáncer. Un estudio reciente encontró que consumir membrillos también es efectivo para reducir la presión arterial. Se sabe que los membrillos ayudan con las resacas. Incluso los antiguos curanderos han establecido el efecto inusual de la fruta amarilla. Los membrillos ayudan con las palpitaciones del corazón, problemas estomacales, náuseas, vómitos e ictericia.

Los membrillos tienen un efecto antiinflamatorio debido a la combinación de tanino y pectina en ellos. Además, se utilizan para el fortalecimiento general del cuerpo, así como un remedio contra enfermedades de los intestinos y el estómago. El membrillo es beneficioso para las enfermedades cardiovasculares. El fruto es muy adecuado para el consumo en enfermedades de las vías respiratorias, hígado y pulmones.

El jugo de membrillo tiene un fuerte efecto bactericida. Se utiliza para problemas inflamatorios en la cavidad bucal, y externamente para úlceras y heridas.

También hay grandes beneficios para la salud de las hojas de membrillo y las semillas de membrillo. Se puede preparar un té diurético a partir de las hojas y semillas del membrillo, que es bueno para los problemas renales.

Medicina popular con membrillos

En la medicina popular, no solo se utilizan ampliamente los frutos, sino también las hojas y semillas del membrillo. A partir de sus semillas se preparan decocciones contra la tos. Las hojas de membrillo hacen una tintura que se usa para bajar el colesterol y la presión arterial.

También echa un vistazo a nuestras recetas de membrillo probadas.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy