Cerezas

AdminAdmin
Novato
90
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Cerezas

Las cerezas son parte de la familia de las rosas, que también incluye almendras, guindas, melocotones, albaricoques y ciruelas. Las cerezas son frutos pequeños y carnosos, de color rojo o negro rojizo que contienen un hueso duro en su interior. También se sabe que las cerezas tienen una temporada corta y maduran rápidamente.

Se cree que los romanos descubrieron los frutos de la cereza dulce en Malasia alrededor del año 70 antes de Cristo. El cultivo de estas frutas comenzó en Mesopotamia en el siglo VIII a. C. Más tarde, en el siglo I después de Cristo, los romanos trajeron cerezas a Gran Bretaña.

Las cerezas (Prunus avian., Rosaceae) están disponibles en muchas variedades, pero en general solo dos especias son más comúnmente consumidas - la cereza silvestre y la guinda (Prunus cerasus). Las guindas crecen en muchas áreas, son más bien primas hermanas de las cerezas dulces y difieren significativamente en el sabor. También están las cerezas blancas, que son menos comunes. Pero la mermelada de cereza blanca es un gran manjar. Las cerezas dulces, por otro lado, son conocidas por ser difíciles de cultivar.

Composición de las cerezas

La principal ventaja de las cerezas es que son ricas en flavonoides, que son antioxidantes muy importantes para nuestro organismo. Las cerezas contienen una gran cantidad de ácidos orgánicos y quercetina, que es una sustancia antiinflamatoria fuerte, con efecto analgésico comprobado sobre el dolor de las articulaciones y proteccionismos para los ojos. Las antocianinas también son un ingrediente importante que contienen las cerezas. Estas frutas también son una rica fuente natural de ácido elágico que tiene propiedades anticancerígenas.

Las deliciosas cerezas son una buena fuente de vitaminas, especialmente de vitamina C. Las dosis de minerales en las cerezas son de moderadas a bajas, con el potasio en primer plano. Tienen un índice glucémico bajo (22), y 100 gramos de cerezas contienen solo 63 kcal.

Selección y almacenamiento de cerezas

Cerezas y otras frutas

Como las cerezas son muy sensibles y se dañan fácilmente, deben seleccionarse bien. Al comprar cerezas, es necesario elegir aquellas con un color brillante y vivo. Las cerezas que son firmes, saben muy bien. Para cerezas de la mejor calidad es recomendable seleccionar aquellas con sus tallos y rabillos verdes.

Las cerezas tienen una vida corta y rara vez maduran después de la cosecha. para almacenar cerezas, deben colocarse en el frigorífico inmediatamente después de la compra. Las cerezas se pueden mantener frescas en el frigorífico durante al menos dos días.

Uso culinario de las cerezas

Como una fruta muy sabrosa, se recomienda comer las cerezas frescas y tan pronto como sea posible después de ser recogidas del árbol. Sin embargo, su sabor único combina a la perfección con muchas otras frutas, verduras, especias y productos que a menudo permite incluir las cerezas en una gran variedad de obras maestras culinarias.

Las tentaciones dulces como los pasteles de fruta, los pasteles sin gluten, los pasteles y tartas de cereza y las cremas pasteleras son excepcionalmente deliciosos con la adición de cerezas. Incluso el popular pastel Selva Negra está marcado por el sabor de estos frutos rojos. Prueba a preparar un sorbete de cereza, que casi seguro te traerá frescor en los días calurosos del verano. Las cerezas son populares y muy utilizadas para hacer zumos de frutas, néctares caseros, batidos y especialmente mermeladas de frutas, las cuales tienen un sabor divino. La mermelada de cerezas va bien con buñuelos esponjosos, tortitas americanas y mucho más. También se utilizan para hacer pasteles de frutas, tartas de queso sin hornear, Pasteles de nata, crostata y otros postres italianos clásicos.

Crepes con cerezas

Beneficios de las cerezas

Cuando comes cerezas, no solo disfrutas de un sabor increíblemente bueno. Las cerezas contienen antioxidantes y proporcionan muchos beneficios para la salud - ayudan en los casos de insomnio, calman el dolor de las articulaciones y ayudan para quemar la grasa abdominal. Los beneficios de las cerezas son muchos.

Los estudios demuestran que las cerezas tienen numerosos beneficios para la salud. Se sabe que alivian el dolor de las personas que sufren de artritis. Se ha demostrado que si comer al menos 20 cerezas o guindas al día, puedes combatir eficazmente la inflamación.

Las cerezas rojas son muy ricas en melatonina. La melatonina ayuda a destruir las toxinas que causan diversas enfermedades. las cerezas también son ricas en antioxidantes que ayudan a combatir el cáncer y las enfermedades del corazón.

Las cerezas son bajas en colesterol, grasa y sodio. También son una muy buena fuente de fibra y vitamina C.

La American Alzheimer´s Association incluye las cerezas en su lista de alimentos para la buena memoria porque son ricas en antioxidantes.

Se sabe que las cerezas dulces, así como el zumo de cerezas, reducen los niveles de Urano en el cuerpo. También ayudan a reducir los dolores musculares y de espalda. El efecto beneficioso de las cerezas sobre la salud se conserva incluso si están congeladas, en forma de jugo o enlatadas. Las cerezas dulces y las guindas contienen niveles muy altos de antocianinas. Este es el pigmento rojo de las cerezas que ayuda a reducir la inflamación.

Tarta de queso con cerezas

Las cerezas previenen el aumento de peso. Los investigadores encontraron que las ratas alimentadas con cerezas en polvo con una dieta alta en grasas no absorbieron tanta grasa como las ratas que no comieron cereza en polvo.

El extracto de cereza contiene flavonoides antioxidantes y se usa en muchos medicamentos, cápsulas y pastillas. Estas cápsulas se utilizan para normalizar os niveles de pH del cuerpo.

¿No puedes dormir por la noche? ¡El jugo de cereza viene al rescate! Toma un vaso de jugo de cereza antes de acostarte o 30 minutos antes de cada comida. En un estudio, los participantes aumentaron la producción de melatonina siguiendo este tratamiento. Las cerezas son una buena fuente de melatonina y pueden ayudar a regular los ciclos de sueño. Por la misma razón, son un bien remedio para los problemas causados por las diferencias de zona horaria.

Las cerezas tienen el nivel más alto de antioxidantes entre las frutas. Los antioxidantes combaten los radicales libres en el cuerpo que nos hace envejecer. El consumo diario de jugo de cereza retrasa el proceso de envejecimiento, según investigadores de la Universidad Estatal de Michigan. El jugo de cereza también se recomienda como tratamiento alternativo para algunas afecciones de la piel.

Las cerezas sirven en la prevención del cáncer de colon.

Daños que pueden causar las cerezas

Estas deliciosas frutas, aunque muy beneficiosas, en ocasiones pueden causarnos molestias. Especialmente si te das el gusto de comer fruta deliciosa y comes más de lo que deberías. En tales casos el estómago se hincha y es posible que s produzcan dolores y gases.

Otro daño potencial importante de las cerezas puede llegar a las personas con alergias a ellas. Si tiene una reacción alérgica, debe evitar las cerezas y las guindas, incluso en productos y elaboraciones procesados térmicamente, como pasteles o mermeladas.

Dieta con cerezas

Composición de las cerezas

Al igual que con la dieta de la fresa, la dieta de la cereza se recomienda hasta un kilo de cerezas al día, tomadas como tentempié, entre comidas, pero también por la mañana, en ayunas. las porciones de 200-250 gramos también pueden ser suficientes para permitir que el cuerpo aproveche al máximo las vitaminas y los efectos beneficios.

Sin embargo, si comes más, se mostrarán los efectos diuréticos y laxantes de las cerezas. Dependiendo de tu horario diario y de las reacciones de tu cuerpo, puedes decidir cuantas cantidad de cerezas te sienta bien. Una semana con un kilo de cerezas al día debería ser suficiente para adelgazar. Es ideal para alternarlos con otras frutas de temporada, como las fresas y los albaricoques.

Entre las horas de comer cerezas se recomiendan específicamente las verduras y las ensaladas de temporada, siendo preferible reducir las dosis de proteínas en la dieta durante estos días. Las cerezas también se pueden integrar en batidos. Puedes combinarlas con plátanos, piña, manzanas, peras, albaricoques y endulzarlas con un poco de miel o jarabe de arce.

Un desayuno fuerte tiene sus ventajas en el estilo de vida saludable, así como la costumbre de no cenar tarde (no más tarde de las 19.00 horas).

Si realmente quiere probar una dieta basada exclusivamente en cerezas, no la sigas por más de 3 días y observa cómo reaccionará tu cuerpo. Es bueno no comer cerezas de forma caótica, sino dividirlas en varias comidas. Puedes elegir porciones iguales o alentar gradualmente las cantidades que comes.

También es importante elegir cerezas frescas y menos compotas de cerezas.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy