Munster (Queso)

Kristina ChernikovaKristina Chernikova
Darth Vader
271
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Munster

Munster /Munster-géromé/ es un queso francés que se produce a partir de leche de vaca. Junto con Camembert, Taleggio, Stilton y Limburger, se encuentra entre los quesos de pasta blanda más famosos del mundo. También es popular como queso monstruo debido a su olor inusual e incluso muy fuerte.

A algunos gourmets les gusta bromear que cuando se compra hay que colocarlo en un recipiente cerrado inmediatamente, de lo contrario se corre el peligro de que alguien sufra por su monstruoso olor. A pesar de su fama no tan halagadora, el queso es muy apreciado y está presente tanto en la cocina francesa como internacional.

Historia de Munster

Munster tiene una historia antigua. Se cree que fue producido ya en el siglo VII por monjes benedictinos italianos en un monasterio que estaba ubicado en el territorio del moderno departamento de Vaux. Después de algún tiempo, apareció un asentamiento llamado Munster alrededor del monasterio. Su nombre fue tomado de la palabra en latín para monasterio-Monasterium. De ahí que el queso obtuvo su nombre.

Los monjes no podían consumir carne, por lo que buscaron su alternativa en los lácteos. Durante mucho tiempo se probaron todo tipo de métodos hasta llegar al queso de pasta blanda que conocemos hoy en día. Un queso caracterizado por una corteza rojiza y un olor que recuerda tanto a pastos frondosos como a pies.

Composición del queso Munster

Queso Munster

Este producto lácteo es una fuente de muchos componentes beneficiosos para la salud. Contiene vitamina A, vitamina B1, vitamina B2, vitamina B4, vitamina B6, vitamina B9, vitamina B12, vitamina E, vitamina K, vitamina PP. Munster también contiene minerales como selenio, hierro, cobre, zinc, potasio, fósforo, sodio, calcio, magnesio.

Producción de Munster

Munster pertenece a los quesos que se preparan con leche cruda. Se necesitan unos ocho litros de leche para un kilogramo de queso. Para ello, la sustancia láctea se calienta a una temperatura de 32 grados. Luego se coloca en un recipiente grande y se le agrega el cuajo. Después de aproximadamente una hora, la leche comienza a espesarse y se obtiene algo así como requesón. Esta sustancia luego se sala y se distribuye en formas. Se deja madurar en bodegas especiales húmedas donde la temperatura es baja.

Como los quesos más jóvenes se colocan entre los más viejos, para que la fermentación pueda realizarse más rápidamente. Luego, cada dos días, se voltea el queso y se lava con agua salada especial. Gracias a esta tecnología, el queso adquiere una corteza con un tono anaranjado.

Posteriormente, la superficie del producto lácteo también puede volverse rojiza. Debajo de la corteza se forma una consistencia con un olor acre característico, que recuerda a los pastos y pies de montaña. Es de color blanco a amarillo pálido. Munster generalmente se deja madurar entre cinco semanas y tres meses.

El queso se vende luego en formas redondas. Miden de 13 a 19 centímetros de diámetro. Miden entre 2.4 y 8 centímetros de alto y pesan entre 400 y 500 gramos. A veces también se produce el llamado Petit Munster, que se distingue por dimensiones más modestas y un peso de solo 120-150 gramos.

Almacenamiento de Munster

Para mantener el queso en un buen estado para comer, debe almacenarlo en un lugar fresco, preferiblemente en el refrigerador. Se recomienda envolverlo en film de polietileno y mantenerlo fresco. Si no dispone de los medios necesarios, puede poner el queso en una caja bien cerrada. Sin embargo, el objetivo sigue siendo el mismo: que el producto lácteo fragante no entre en contacto con el resto de sus productos alimenticios en el refrigerador, para que no les dé su fuerte olor.

Si se almacena a temperaturas muy bajas, el queso puede desmoronarse y cambiar sus cualidades culinarias. Un queso almacenado en tales condiciones es más adecuado para cocinar que para servir solo. De lo contrario, si se deja en el refrigerador, Munster se puede conservar en condiciones hasta por dos semanas.

Queso Munster en la cocina

Una pieza de queso Munster

Aunque el aroma de Munster no es igualmente bien recibido por todos los amantes de los experimentos culinarios, este queso de olor fuerte se mantiene entre los productos exóticos deseados en la mesa. En caso de que quieras sorprender a tus invitados y estés seguro de que les gustará su olor poco convencional, puedes servir el queso solo, por supuesto maridándolo con una bebida adecuada. Puedes elegir entre vinos blancos como Pinot Gris y Pinot Blanc o vinos tintos como Pinot Noir.

El queso combina bien con todo tipo de vegetales, incluidos pepinos, tomates, pimientos, cebollas, rúcula, espinacas, lechuga y más. Combina especialmente bien con patatas con piel. Puede ser ampliamente utilizado para hacer diferentes ensaladas, sopas, salsas, guisos, risottos. En pequeñas cantidades, se puede agregar a recetas de pizzas, sándwiches, espaguetis, pasta, macarrones.

Beneficios del queso Munster

Munster es fuente de grasas, proteínas y carbohidratos, necesarios para el correcto desarrollo de nuestro organismo. En su composición, como ya hemos establecido, existen sustancias minerales beneficiosos que cuidan la salud de nuestros huesos, piel, cabello y uñas. El queso también contiene cantidades considerables de vitaminas.

Sabemos de la vitamina A que es necesaria para la agudeza de nuestra visión, y las vitaminas del complejo B son las responsables del buen estado del tejido muscular y del sistema nervioso. El consumo de Munster, incluso en pequeñas cantidades, tiene un efecto generalmente fortalecedor y se recomienda en temporadas en las que estamos amenazados por resfriados y virus. También se ha demostrado que los ingredientes útiles del queso tienen un efecto beneficioso sobre el equilibrio hídrico de nuestro cuerpo.

Puede utilizar el exclusivo queso Munster en la preparación de:

- Bruschettas;

- Platos de champiñones y más.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Valoración

4
50
41
30
20
10
Añade tu valoración

Comentarios

Enviar