Flavonoides

AdminAdmin
Novato
72
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Flavonoides

Clasificados como pigmentos vegetales, los flavonoides son una sorprendente variedad de más de 6000 sustancias diferentes que se encuentran en casi todas las plantas y son la causa de su coloración en tonos de amarillo, naranja y rojo. Muchos grupos químicos diferentes de sustancias se pueden encontrar en los flavonoides.

Estos grupos incluyen flavonoles, dihidroflavonoles, flavonas, isoflavonas, antocianinas y antocianinas. Algunos flavonoides llevan el nombre de las plantas que los contienen. Por ejemplo, la ginkgetina es un flavonoide del árbol ginkgo y la tangeretina es un flavonoide de la mandarina.

Los flavonoides son más conocidos por sus propiedades antioxidantes. Están ampliamente distribuidos en las plantas. Son los responsables de su diferente coloración y de la protección frente al ataque de diversos insectos. Sin embargo, ingeridos por humanos, tienen una serie de propiedades útiles: antiinflamatorias, anticancerígenas, antivirales y antialérgicas. Los invaluables beneficios y funciones de los flavonoides se discutirán en el siguiente artículo.

Funciones de los flavonoides

Protección de las estructuras celulares - la mayoría de los flavonoides funcionan en el cuerpo humano como antioxidantes. En esta capacidad, ayudan a neutralizar las moléculas que contienen oxígeno que reaccionan en exceso y previenen el daño celular causado por estas moléculas.

Apoyando la acción de la vitamina C - cada ingrediente, tanto en los flavonoides como en la vitamina C, mejora la actividad antioxidante del otro.

Control de procesos inflamatorios - prevención de la inflamación excesiva es un papel clave de los flavonoides.

Acción antibiótica - en algunos casos, los flavonoides pueden actuar directamente como antibióticos al inhibir el funcionamiento de microorganismos como virus o bacterias.

Los indicadores de deficiencia de flavonoides pueden ser hemorragias nasales, hematomas excesivos, hinchazón después de un traumatismo, hemorroides, etc. Una función inmunológica generalmente debilitada, como lo demuestran los resfriados o infecciones frecuentes, también puede ser un signo de una ingesta dietética insuficiente de flavonoides. Incluso a niveles muy altos de ingesta de flavonoides (por ejemplo, 140 gramos por día), no causa efectos secundarios no deseados.

La temperatura, el grado de acidez (pH) y el grado de procesamiento de los alimentos afectan significativamente el contenido de flavonoides en los alimentos que comemos.

Tipos de flavonoides

Los flavonoides son muchos en número, pero tres son los más comunes. Estos son:

Alimentos ricos en flavonoides

- Epicatequina - se encuentra con mayor frecuencia en el cacao, pero también se puede encontrar en el vino y el té verde. Este flavonoide es considerado el más importante. Los estudios con él están relacionados con la salud cardíaca de una persona. Tiene un efecto antioxidante muy fuerte, ya que no solo reacciona con los radicales libres, sino que los descompone y elimina completamente del cuerpo;

- Quercetina - se encuentra ampliamente, se encuentra en casi todas las fuentes de flavonoides, pero la mayoría en las frutas cítricas. Se considera el flavonoide más activo, que también tiene un efecto antiinflamatorio. Tiene un fuerte efecto antioxidante activador y al mismo tiempo actúa como protector de la vitamina C en el organismo. Se le atribuyen poderes anticancerígenos y antidiabéticos;

- Proantocianids - son ampliamente utilizados en medicina. Se encuentran en frutas como fresas, moras y arándanos. Además del efecto antioxidante habitual de los flavonoides, tienen la capacidad de aumentar los niveles de vitamina C en el cuerpo. Fortalecen los vasos sanguíneos y ayudan contra la coagulación de la sangre. Este grupo de flavonoides tiene la capacidad de detener la descomposición del colágeno.

Beneficios de los flavonoides

Los flavonoides juegan un papel en la prevención y/o tratamiento de las siguientes enfermedades: alergia, asma, dermatitis atópica, cataratas, diabetes, gota, hemorroides, degeneración macular, migraña, úlcera gástrica, varices, etc.

Beneficios de los flavonoides

Los sustitutos de flavonoides más populares son los flavonoides cítricos como la corcetina, la rutina y la hesperidina.

Numerosos estudios demuestran que los flavonoides son extremadamente beneficiosos en términos de salud cardiovascular. Protegen contra el cáncer, la demencia y la presión arterial alta. Se ha encontrado un vínculo entre el consumo de alimentos con flavonoides y la enfermedad de Parkinson.

Los flavonoides tienen propiedades antiinflamatorias muy pronunciadas, mejoran la salud de los vasos sanguíneos y protegen contra los infartos. Reducen los daños causados ​​por el tabaquismo excesivo y el consumo de bebidas alcohólicas.

Disminuyen los procesos de envejecimiento en el cuerpo, mejoran la salud de la piel y ayudan a la formación de colágeno valioso. Los alimentos con flavonoides son alimentos excelentes no solo para la buena salud, sino también para la belleza. Su consumo regular rejuvenece y embellece, carga el cuerpo con valiosos antioxidantes e ingredientes que luchan contra una serie de enfermedades.

Ingesta diaria de flavonoides

Los nutricionistas creen que incluso la persona mejor alimentada necesita de 1000 a 3000 mg de flavonoides cítricos al día. Los flavonoides se absorben mejor cuando se toman con vitamina C y, a su vez, mejoran su absorción por el cuerpo. El extracto de pomelo contiene 19.37 mg de flavonoides y 100 mg de vitamina C en 100 ml, por lo que es la fuente ideal de estas sustancias.

El pomelo contiene flavonoides

Deficiencia de flavonoides

Un indicador de la ingesta insuficiente de flavonoides con los alimentos es la fatiga rápida y una sensación de debilidad general. Los síntomas de esto pueden ser hemorragias nasales, moretones fáciles e hinchazón después de sufrir un trauma. El sangrado de las encías al cepillarse los dientes también puede ser un síntoma de deficiencia de flavonoides. Las infecciones frecuentes o los resfriados son una indicación de un sistema inmunológico debilitado.

Sobredosis de flavonoides

Si te excedes con la ingesta de frutas y verduras, no te preocupes. Son levemente tóxicos y es poco probable que ocurran efectos secundarios graves. Incluso en cantidades muy altas, no se ha encontrado que los flavonoides causen reacciones adversas.

Fuentes de flavonoides

Prácticamente todas las frutas, verduras, hierbas y especias contienen flavonoides. También se pueden encontrar en otros tipos de alimentos, incluidos los frijoles maduros, donde les dan a los frijoles sus colores rojo, negro y moteado. Las bayas contienen la mayor cantidad de flavonoides y especialmente antocianina. La mayor concentración de flavonoides se encuentra en el componente más colorido de la fruta, a saber, su cáscara. Se considera que las fuentes más ricas de flavonoides son:

Fuentes de flavonoides

- Cítricos - la fuente más rica de flavonoides entre todas las demás. Contienen quercitina, rutina, tangeritina, hesperidina, así como otros ingredientes menos pronunciados. Los cítricos aumentan la ingesta de vitamina C, protegen las venas y brindan protección contra algunos tipos de virus;

- Frutas pequeñas - esto incluye grosellas, arándanos, frambuesas, fresas, moras. Contienen una gama completa de flavonoides, pero en las cantidades más altas de proantocianids y quercetina. Hay una serie de propiedades beneficiosas conocidas de estos pequeños frutos;

- - El té verde y negro son muy ricos en flavonoides antioxidantes. Tienen un efecto beneficioso tanto para la salud como para el sistema circulatorio humano. Los ingredientes más destacados en ellos son kaempferol y epicatequinas. Desafortunadamente, sin embargo, el tratamiento térmico al que se somete el té reduce significativamente la actividad de estos ingredientes tan útiles;

- Cacao - extremadamente rico en flavonoides. Tiene un efecto beneficioso muy pronunciado sobre el sistema circulatorio. Desafortunadamente, sus propiedades beneficiosas se limitan solo a la fruta del cacao. El chocolate se elabora a partir de la grasa extraída de la fruta del cacao y se liberan flavonoides para darle un sabor claramente amargo. El consumo de chocolate, incluso oscuro, no es igual al consumo de cacao;

- Vino - La piel de la uva es extremadamente rica en flavonoides, especialmente malvidina y epicatequina. Dado que el proceso de fermentación del vino tinto está cerca de la extracción y almacenamiento de flavonoides, también se considera que es muy rico en estas sustancias beneficiosas.

En su forma natural, los flavonoides deberían ser un ingrediente deseable en todos los menús. Son extremadamente beneficiosos y no tienen efectos secundarios conocidos. Por lo tanto, su consumo es una condición obligatoria para la salud y la longevidad.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy