Guisantes

AdminAdmin
Guru
1521
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Guisantes

El guisante (Pisum Sativum) es una especie biológica, una planta de la familia de las Leguminosas. Se cultiva como cultivo doméstico y se utiliza como alimento en todo el mundo. Botánicamente, la planta del guisante es en realidad una fruta, pero en la cocina se utiliza como verdura. El guisante común cultivado es una planta herbácea anual, pero también se encuentran formas invernantes, que de manera bastante incorrecta se denominan invierno.

Historia de los guisantes

Se cree que el guisante de jardín se originó en Asia central y Europa. De hecho, incluso es mencionado en la Biblia y alabado por las antiguas civilizaciones de Egipto, Grecia y Roma.

Los guisantes verdes no fueron tan populares hasta aproximadamente el siglo XVI, cuando nuevas técnicas de cultivo propiciaron la creación de nuevas variedades y comenzaron a consumirse frescos. En China, donde el consumo de guisantes se remonta al año 2000 a.C. Se empiezan a consumir tanto los granos como las vainas de esta verdura.

El rey Luis XIV de Francia popularizó los guisantes en el siglo XVII, convirtiéndolos en un elemento básico del menú de las fiestas de la corte. Se cree que los guisantes tirabeques se cultivaban en esta época en los Países Bajos. Los guisantes se introdujeron en los Estados Unidos cuando se establecieron los primeros colonos.

Guisantes en conserva

En el siglo XIX, el guisante jugó un papel importante durante los primeros estudios genéticos. El monje y botánico Gregor Mendel usó guisantes en sus experimentos de fitomejoramiento.

En 1970, el guisante crujiente se cultivó como resultado de un cruce entre el guisante de jardín y el guisante chino. Hoy en día, los mayores productores y comerciantes de guisantes frescos son Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Hungría e India.

Composición de los guisantes

Los guisantes son una muy buena fuente de vitamina C, vitamina K, manganeso, fibra dietética, folato y tiamina (vitamina B1). También es fuente de vitamina A, fósforo, vitamina B6, proteínas, niacina, magnesio, riboflavina (vitamina B2), cobre, hierro, zinc y potasio.

160 g de guisantes contienen 134, 4 calorías y 8, 58 g de proteínas. Los guisantes también contienen sustancias naturales llamadas purinas. Los guisantes contienen vitaminas y una gran cantidad de ácido fólico.

Tipos de guisantes

Guisantes verdes

Hay cuatro tipos principales de guisantes: guisantes verdes o de jardín, guisantes amarillos, tirabeques y guisantes crujientes. Los guisantes verdes tienen un sabor delicioso, una textura maravillosa y son ricos en nutrientes saludables.

Los guisantes de jardín o guisantes verdes tienen vainas redondeadas que suelen estar ligeramente curvadas, de textura suave y de color verde. En su interior hay guisantes que son dulces y ricos en almidón. Las vainas del guisante amarillo son más planas y transparentes que las del guisante de jardín.

Los guisantes crujientes son un cruce entre los guisantes de jardín y los guisantes tirabeques y tienen vainas más redondas con una textura crujiente. Las vainas de los guisantes tirabeques son comestibles y tienen un sabor más dulce que los guisantes de jardín.

Selección y almacenamiento de guisantes

Los guisantes son uno de los pocos miembros de la familia de las leguminosas que se venden frescos, pero representan solo alrededor del 5% de los guisantes cultivados y el resto está disponible congelado o enlatado. Se prefieren los guisantes congelados a los guisantes enlatados, ya que conservan sus sabores y tienen menos sodio.

Los guisantes de jardín están disponibles desde la primavera hasta principios del invierno. Los guisantes tirabeques generalmente se pueden encontrar durante todo el año en las tiendas de comestibles asiáticas. Mientras que los guisantes dulces son más limitados, desde finales de la primavera hasta principios del verano.

Para almacenar guisantes frescos es necesario congelarlos para conservar el contenido de azúcar y evitar que se conviertan en almidón. Otro método de almacenamiento es blanquear los guisantes durante uno o dos minutos y luego congelarlos.

Guisantes con carne y patatas

Guisantes en la cocina

Hoy en día, los guisantes se hierven o se cocinan al vapor. De este modo se rompen las paredes celulares de los granos, lo que a su vez hace que los guisantes sean aún más sabrosos.

Los guisantes frescos se pueden utilizar en diversos platos de verduras y ensaladas; forma parte de muchos platos con guisantes; en sopas, guiso de guisantes, cazuela de guisantes, cerdo con guisantes, pollo con guisantes y por qué no guisantes magros.

Los guisantes fueron la primera verdura que se enlató. Además de enlatado, también se puede congelar. Destaca el sabor de los platos con carne y patatas. Los guisantes se añaden a muchos platos chinos salteados, por ejemplo, al arroz.

Beneficios de los guisantes

Los guisantes verdes proporcionan nutrientes que son importantes para mantener la fuerza ósea. Es fuente de vitamina K, parte de la cual nuestro organismo convierte en K2, que activa la osteocalcina - la proteína principal de los huesos que lleva las moléculas de calcio al interior del hueso.

Los guisantes también son una muy buena fuente de ácido fólico y vitamina B6. Ayudan a reducir la acumulación de un subproducto metabólico llamado homocisteína, que puede interferir con la reticulación del colágeno, lo que provoca una deficiencia de la sustancia intercelular ósea y osteoporosis.

El ácido fólico y la vitamina B6 en los guisantes también son de apoyo para el sistema cardiovascular. Los elementos de la verdura reducen los niveles de colesterol malo y aportan al organismo suficientes antioxidantes y otras sustancias valiosas necesarias para una buena salud del corazón. La vitamina K contenida en los guisantes es un medio para ayudar a la coagulación de la sangre.

Una vaina de guisante

Los guisantes son uno de los principales alimentos que deben incluirse en la dieta de una persona si se siente cansada con frecuencia. Esto se debe a que proporciona nutrientes que respaldan las células y los sistemas productores de energía del cuerpo. Los guisantes son un alimento dietético que puedes incluir con seguridad en tu menú si has decidido perder algunos kilos y ponerte en forma. Son bajos en calorías y ricos en fibra y grasas saludables. El puré de guisantes calma rápidamente el hambre y da una sensación de saciedad durante un largo período de tiempo.

Estimula la buena digestión, acelera los procesos metabólicos del organismo y cuida la estabilidad de los niveles de azúcar en sangre. Es por eso que el consumo de vegetales limita el riesgo de desarrollar diabetes, y si ya se ha desarrollado permite controlar la enfermedad.

Los guisantes verdes también son una buena fuente de tiamina-vitamina B1, vitamina B6, riboflavina-vitamina B2 y niacina-vitamina B3, cada una de las cuales contiene sustancias necesarias para el metabolismo de los carbohidratos, las proteínas y los lípidos.

Los guisantes también contienen hierro y minerales necesarios para la formación normal de las células sanguíneas, cuya deficiencia provoca anemia, fatiga y una protección inmunológica reducida. Además, los guisantes también son una muy buena fuente de vitamina C, que protege las células y los sistemas del cuerpo que producen energía de los radicales libres y previene el cáncer.

Coma guisantes para la prevención de enfermedades y problemas oculares. Gracias a su contenido en luteína, la leguminosa cuida la salud de las células oculares y contribuye a la correcta filtración de la luz. Comer guisantes puede protegerte de la pérdida de visión a medida que envejeces.

Con las gachas preparadas o puré de guisantes se pueden tratar problemas y enfermedades de la piel como eccema, acné y heridas purulentas. Las mascarillas faciales y corporales con harina de guisantes, en cambio, contribuyen al buen aspecto de la piel, a su hidratación, pero también a la eliminación del exceso de grasa, en caso de que tengas un tipo de piel grasa.

El consumo de guisantes es especialmente importante para las mujeres. Además de rejuvenecer la piel y cuidar el crecimiento del cabello, la verdura favorece el buen funcionamiento de los órganos reproductivos. Es útil para la menstruación que causa molestias.

Se recomienda un consumo moderado de guisantes durante el embarazo. La futura madre duerme mejor, menos estrés e irritación. El ácido fólico cuida la salud del sistema nervioso del feto, y el calcio y el potasio, del sistema esquelético.

¡Atención! No se recomienda consumir guisantes durante la lactancia, ya que puede afectar negativamente a los bebés, provocando cólicos, estreñimiento, diarrea y otro tipo de molestias.

En cuanto a los hombres, comer guisantes ayuda a desarrollar masa muscular, recupera la energía después de un entrenamiento de fuerza intenso y cuida la salud de la próstata. Los guisantes contribuyen a la buena actividad de los órganos sexuales.

Efectos adversos del consumo de guisantes

Los problemas con los guisantes pueden tener personas que sufren de alergia a las legumbres y enfermedades gastrointestinales que requieren una ingesta reducida de fibra dietética. Las personas que tienen problemas renales o gota deben limitar o evitar los alimentos que contienen purinas.

La principal desventaja de los guisantes también se considera la posible mayor liberación de gases. Sin embargo, para las personas con un estómago sano y un consumo moderado de la verdura, este problema se puede evitar.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy