Jengibre

AdminAdmin
Novato
46
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Raíz de jengibre

Aromático y expresivo, el jengibre añade un sabor especial a los platos fritos asiáticos, así como a muchos platos de carne y verdura, salsas, aliños, postres, bebidas y frutas.

El jengibre es la raíz de la planta de jengibre, que crece bajo tierra y tiene una textura dura y estriada. El interior de la raíz puede ser de color amarillo, blanco o rojo, según su variedad. Esta cubierto con una piel de color marrón, que según se coseche maduro o no, puede ser más gruesa o fina.

El nombre científico del jengibre es Zingiber officinale y se cree deriva de su nombre sánscrito singabera que significa en forma de cuerno, correspondiente a la apariencia de la raíz.

El jengibre se origina en el sudeste asiatico, cuyas cocinas todavía hacen un uso extensivo de la especia. Se menciona en los escritos de la antigua China, de los indios y los países del Medio Oriente. Después de que los romanos trajeran el jengibre de Chna hace más de 2000 años, su popularidad se centralizó en el Mediterráneo, pero en la Edad Media se hizo conocido y apreciado en otras partes de Europa.

Hoy en día, los productos de jengibre más comerciales incluyen Jamaica, India, Indonesia y Australia.

Composición del jengibre

El jengibre tiene alrededor de un 3% de aceites esenciales a los que debe su exótico aroma. Sus aceites aromáticos contienen varios fotoquímicos, siendo el mayor zingibirina, segundo la farnesina y bisabolina. Las sustancias beneficiosas del jengibre son muchas - magnesio, potasio, calcio, fósforo, hierro, sodio y proteínas.

jengibre

Selección y almacenamiento de jengibre

- Siempre que sea posible, elija jengibre fresco, no solo porque tiene un aroma más notable que el seco, sino también por los niveles más altos de gingerol que contiene.

- El gengibre fresco debe almacenarse en el frigorífico en bolsa de papel. Eso se mantendrá fresco durante aproximadamente 3 semanas.

- El jengibre seco se almacena en un recipiente de vidrio con tapa en un lugar seco, fresco y oscuro. También se puede guardar en el frigorífico, donde conservará su aroma hasta por un año.

Jengibre en la cocina

El jengibre tiene un fuerte aroma dulce y al mismo tiempo un sabor bastante picante. Su sabor picante se debe a la sustancia zingiberon que contiene. La raíz de la planta se utiliza como especia. En cada país se prepara de manera diferente.

El jengibre fresco es muy picante, pero al mismo tiempo tiene un agradable aroma que recuerda a limón. En su forma fresca se utiliza más en la comida asiática. Se ralla o se corta en rodajas, luego se sumerge en agua durante varias horas. Se añade al plato poco antes de servir. No debes calentar el jengibre porque así se potenciará su sabor picante, salvo que este no sea tu objetivo.

En India y Sri Lanca, el jengibre se fríe y se usa como salsa para platos de carne y verduras. El jengibre picado se fríe con cebolla o ajo, porque suavizan su aroma, y al mismo tiempo combinan perfectamente.

En la cocina tailandesa, al curry se le añade jengibre triturado fresco combinado con leche de coco. En Indonesia, por otro lado, a menudo usan pastas a base de jengibre y pimientos picantes frescos para untar sobre la carne antes de asarla. Por extraño que parezca, en el clama cálido de Himalaya e Indonesia, a menudo se bebe té con rodajas de jengibre fresco.

En la cocina china, el jengibre se fríe o se hierve. En latos que requieren una cocción más prolongada (como las sopas), el jengibre se corta en rodajas grandes para que vaya liberando su aroma poco a poco. Para platos de fritura rápida en una sartén wok, se agrega jengibre finamente picado o rallado.

En la cocina china, otra forma de procesar el jengibre es hacerlo azucarado. Se pela y deja en remojo en un recipiente con agua tibia, luego se hierve en almíbar de azúcar muy espeso.

En Estados Unidos e Inglaterra se elabora cerveza con extracto de jengibre, y en algunas partes de Asia se elaboran confituras, dulces, caramelos y mermeladas. También se usa para dar sabor a las compotas, especialmente a las compotas de pera. A menudo se agrega a pasteles y galletas. La especia también está presente en las galletas navideñas alemanas espaciadas. Las raíces se utilizan para hacer licores y jarabes. El sirope de jengibre y los caramelos son muy adecuados para añadir a los helados e incluso a las Macedonias de fruta.

Beneficios del jengibre

Jengibre cortado

- Alivia dolores gastrointestinales. El jengibre es capaz de reducir todos los síntomas asociados con el mareo del viaje y otros tipos de mareos, náuseas y sudores fríos.

- Tiene efectos antiinflamatorios. El jengibre contiene muchos compuestos antiinflamatorios potentes llamados ginger oles, lo que explica por qué muchas personas que sufren de osteoartritis (artrosis) y artritis reumatoide experimentan alivio después de consumir jengibre.

- Proteje del cáncer colorrectal. Los gingeroles, los principales componentes activos del jengibre, que también son responsables de su sabor distintivo, pueden limitar el crecimiento de las células de cáncer colorrectal. esta propiedad de los gingeroles se descubrió después de estudios en ratones.

- El jengibre provoca la muerte celular en las células de cáncer ovario. Los estudios de laboratorio han demostrado que los gingeroles, los fitonutrientes activos del jengibre, matan las células cancerosas al causar apoptosis (muerte programada) y autofagocitosis (asimilación).

- Además, el extracto de jengibre tiene efectos antioxidantes, antiinflamatorios y antisudorales en las células.

- Mejora la respuesta de nuestro sistema inmunológico. El jengibre no solo puede calentar nuestro cuerpo en un día frío, sino que también puede ayudarnos a inducir la sudoración curativa, que es muy buena y recomendable en casos de resfriados y gripe. Científicos alemanes han descubierto que la sudoración brinda una especie de protección contra ciertos microorganismos, incluidos E. coli, Stahhylococcus aureus (inflamación común de la piel) y Candida ablicans.

- Los compuestos fenólicos contenidos en el jengibre determinan su valiosa acción en relación con las irritaciones gastrointestinales, a la vez que ayuda a aumentar la producción de saliva.

- Se cree que el jengibre incluso es capaz de combatir la celulitis persistente. El exfolian de jengibre mejora la circulación sanguínea y ayuda a calentar significativamente la piel. Elimina la hinchazón y suaviza gradualmente los bultos. El exfolian es muy fácil de preparar: se mezcla 1 cucharada de jengibre rallado con jugo de jengibre fresco. Se les agrega sal marina para obtener la consistencia de un exfolian. Con movimientos suaves, la mezcla se aplica a las áreas problemáticas y se frota suavemente.

- El jengibre tiene la capacidad de retrasar el envejecimiento y proteger el cerebro. Esto se debe al alto contenido de antioxidantes en esta raíz tan beneficiosa. Mejora los procesos de recuperación en el cuerpo y combate activamente las toxinas y los radicales libres. Protege contra la muerte celular en el cerebro, que se cree que es una de las principales causas del Parkinson y el Alzheimer. Ayuda a mejorar la memoria y las funciones cognitivas.

Miel y Jengibre

Una de las combinaciones más mágicas es la mezcla de esos dos productos - miel y jengibre. Combinarlos da uno de los inmunoestimulantes más poderosos probado para mantener alejada la gripe.

Para preparar un remedio casero contra la gripe, necesitas: 300 g de jengibre fresco, 400 g de miel y 2 limones. Cortar la raíz de jengibre en trozos grandes, lavar y cortar los limones. Triturar y colar para eliminar las semillas y los hilos de la raíz. Luego, verter la preparación en un frasco de cristal con 400 g de miel y mezclar bien hasta obtener una pasta homogénea. Almacenar este remedio casero en el frigorífico, tomando 1-2 cucharaditas tres veces al día.

esta mezcla es un inmunoestimulante súper poderoso por varias razones. En primer lugar los limones son ricos en vitamina C, mientras que al mismo tiempo tienen una ación antiséptica. El jengibre es rico en sustancias valiosas, vitaminas, mejora el metabolismo y en combinación con la miel es un verdadero bálsamo mágico para el cuerpo.

Daños que puede causar el jengibre

Las reacciones alérgicas al jengibre son posibles en casos raros. Según estudios, se han descubierto cambios en el estado de ánimo de las personas que han consumido la raíz. El jengibre está contraindicado para mujeres embarazadas, madres lactantes y niños pequeños. Tampoco se recomienda su consumo a personas que padezcan problemas cardiovasculares, cálculos biliares, tumores cerebrales u otras enfermedades del tejido cerebral.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy