Bonapeti.net»Artículos»Alimentos»Harina de avellana

Harina de avellana

Iliana AngelovaIliana Angelova
Novato
1801
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Harina de avellanas
Foto: Couleur / pixabay.com

Las avellanas son muy populares y se utilizan en bebidas y alimentos. Esto no es una sorpresa, ya que estos frutos secos deliciosos y crujientes tienen un sabor excelente, independientemente de si se comen crudos, tostados o se usan como harina en varios productos horneados.

Sin embargo, las avellanas no solo son sabrosas, también son buenas para la salud. Contienen mucha fibra y proteína y son el alimento perfecto para la dieta vegetariana. Estos frutos secos actúan como un antioxidante natural y están llenos de hierro y vitaminas.

Y a partir de las avellanas también se elabora harina, que se puede incluir en diversas recetas. Este producto conserva las mejores cualidades de la materia prima, por lo que es útil para su consumo en forma de pan y todo tipo de productos de panadería, así como como ingrediente de diversos platos.

Esto es lo que puedes aprender sobre la harina de avellana.

Esencia de Harina de Avellana

La harina de avellana es pura, sus ingredientes son solo finamente molidos avellanas tostadas sin otros aditivos. La harina de avellana tiene un sabor ligeramente dulce. Es el complemento perfecto para productos de panadería como muffins, panes, pasteles y galletas. Su cantidad en diferentes recetas varía, pero como recomendación se da una reposición de hasta una cuarta parte de la harina recomendada en las recetas favoritas con harina de avellana.

La harina de avellana se distingue por su bajo contenido en hidratos de carbono, siendo además una buena fuente de fibra dietética y proteínas. Contiene solo 10.9 gramos de carbohidratos por cada 100 g de harina. La harina de avellana es muy adecuada para personas con una dieta baja en carbohidratos o keto.

Se obtiene tras la extracción de la grasa de los frutos secos. Es un producto sin gluten natural con un tentador aroma a avellana y un sabor muy ligero.

Composición química de la harina de avellana

Avellanas

Esta harina contiene grasas saludables, la mayoría de las cuales son ácidos grasos insaturados. Es rica en fósforo, calcio, magnesio, potasio, sodio, selenio y contiene vitaminas A, B6, C y K.

Las avellanas molidas en harina dan un sabor a nuez único a todos los dulces. Es bajo en carbohidratos y una buena fuente de fibra dietética y proteína.

Su contenido está enriquecido con zinc. También contiene vitamina E y ácido fólico.

Las harinas de avellana se distinguen por:

- Alto contenido en proteínas;

- Contenido de fibra, minerales y vitaminas;

- Sin gluten;

- Producto natural.

Valor nutricional de la harina de avellana

Valor nutricional en 100 g de harina de avellana:

Valor energético - 2905 kcal

Grasa - 67 g, de las cuales saturadas - 7.3 g

Carbohidratos - 9.9 g, de los cuales azúcares - 2.7 g

Fibra - 7.3 g

Proteínas - 12 g

Sal - menos de 0.01 g

Propiedades beneficiosas de la harina de avellana

Dado que el fruto seco es una fuente ideal de hierro, la harina de avellana es una buena opción para hacer snacks para personas que luchan contra la anemia o tienen alguna deficiencia de este elemento en el organismo. El hierro produce glóbulos rojos que transportan oxígeno a los órganos y sistemas del cuerpo.

Un porcentaje importante del hierro necesario puede ser aportado por alimentos que contengan avellanas, como la harina de estos frutos secos.

La harina de avellana tiene un efecto positivo en el sistema digestivo, ya que aporta la dosis necesaria de fibra, y minerales como el calcio y el magnesio cuidan la salud de huesos y dientes. El ácido oleico es útil para combatir hongos y bacterias y apoya una buena inmunidad.

Los alimentos con harina de avellana tienen un papel esencial para la salud del corazón. Son importantes para reducir el colesterol malo, y la vitamina E elimina las placas y evita que suba la presión arterial. Una dieta vegetariana no puede prescindir de las recetas con harina de avellana, que aporta al organismo las proteínas de origen vegetal que tanto necesita. El producto de avellana también es útil para la piel y el cabello, para mantener su buen aspecto.

Cómo hacer harina de avellana

Para la elaboración de la harina de avellana se seleccionan determinados tipos de frutos secos, que se distinguen por su intenso sabor y aroma. Antes de moler, se desengrasan mecánicamente. Se realiza un prensado lento y ligero sin utilizar productos químicos, y luego la materia prima se muele en un molino de piedra. Este es el proceso de producción industrial de harina de avellana que se puede encontrar en cualquier supermercado. Una elección de gran calidad, destacan las harinas de avellana francesa, que cuentan con una estrella de calidad y son buscadas por los mejores restaurantes.

Harina de avellanas - usos
Foto: silviarita/ pixabay.com

La harina de avellana también se puede preparar en casa para uso personal. Enriquece pasteles, galletas y otros productos horneados. La harina de avellana aporta a los postres un aura y un aroma diferente que deja huella en el paladar. Haga solo la cantidad de harina de avellana necesaria para la receta o guarde lo que quede en el congelador. Debido a los aceites naturales de avellana que contiene, la harina puede volverse rancia rápidamente si se almacena en una despensa. El delicioso aroma a avellana combina bien con café, chocolate y otros sabores.

Para hacer harina de avellanas es necesario seguir un cierto algoritmo.

- Las avellanas se colocan en el congelador la noche anterior a la elaboración de la harina. Las avellanas congeladas se descomponen incluso antes de que salgan los aceites naturales. Moler avellanas frescas puede producir una pasta aceitosa;

- La materia prima se coloca en una licuadora u otro dispositivo de trituración;

- Encender el molinillo y vigilar hasta que las avellanas se corten en trozos cada vez más pequeños. El aparato debe detenerse cuando las avellanas estén molidas en una pasta;

- Se mezcla el contenido con una espátula, buscando si queden avellanas enteras. Si la mayoría se reducen a polvo, la molienda debe detenerse;

- Las avellanas molidas se tamizan con un colador fino para que solo pase la harina más fina;

- Es bueno reservar los trozos grandes para otras recetas o para añadir a ensaladas, guisos u otros platos. Se utiliza harina de avellana según las instrucciones de la receta específica.

Recetas con harina de avellana

Muffins con harina de avellana

Productos necesarios:

- 100 g de harina de avellana

- 250 g de harina de trigo

- La piel de un limón.

- 1/4 litro de leche entera

- 4 huevos

- 1/2 cucharadita de sal

- 10 g de levadura en polvo

- 150 g de azúcar

- 80 g de aceite

Para el glaseado:

- 400 g de queso mascarpone

- 70 g de mantequilla a temperatura ambiente

- 150 g de azúcar en polvo tamizada

- 1 vainilla

Método de preparación:

Mezclar los ingredientes secos y hacer un hueco en el medio.

Aparte, en otro recipiente, batir los huevos con el aceite y la leche. Vierta en el hueco de los ingredientes secos, mezcle y agregue la ralladura de limón. Rellenar los moldes para muffins con la mezcla resultante.

Hornear durante 20-25 minutos en un horno precalentado a 180 ºC.

Para el glaseado, bate el queso mascarpone junto con la mantequilla blanda con una batidora hasta que se forme una crema esponjosa. Agregue azúcar en polvo y vainilla. La crema se pone en una manga pastelera y con ella se decoran los muffins, que hay que dejar enfriar durante al menos 10 minutos. Si se desea, se pueden decorar con azúcar moreno u otras decoraciones.

Galletas de avellana, pan de harina de avellana, tartas de avellana y otros productos de panadería son propuestas únicas para enriquecer la dieta nutricional con harina de avellana sin gluten. También se puede utilizar para espesar salsas, sopas y otros aditivos alimentarios líquidos. También es adecuada para batidos en una dieta cetogénica.

Consulte todos los beneficios de comer avellanas.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy

Valoración

5
51
40
30
20
10
Añade tu valoración

Comentarios

Enviar