Zanahoria

AdminAdmin
Darth Vader
103
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Zanahorias

La zanahoria es una planta de raíz gruesa y carnosa con un rico color que crece bajo tierra. Tiene finas hojas verdes que aparecen en la superficie. Aunque comúnmente se asocia con el coco naranja, las zanahorias crecen en muchos colores diferentes, incluidos el blanco, el amarillo, el rojo o el morado.

Las zanahorias pertenecen a la familia Umbelliferae, que también incluye chirivía, eneldo y comino. Se conocen más de 100 variedades diferentes de zanahorias, que difieren en tamaño y color. Las raíces de zanahoria tienen una textura crujiente y un sabor dulce con toques de menta, mientras que sus hojas verdes tiene sabor fresco y son ligeramente amargas.

Historia de las zanahorias

Los orígenes de las zanahorias se remontan a miles de años, y su cultivo comenzó originalmente en Asia central y Medio Oriente. Las zanahorias en aquel entonces se veían muy diferentes de las especies que conocemos hoy, es decir, tenían un color púrpura intenso, algo entre lavanda y berenjena. Esta coloración se debe a los pigmentos de los nutrientes antocianinas.

Las variedades de zanahorias de color amarillo aparecieron por primera vez en Afganistán y, después de un mayor procesamiento, las variedades que conocemos hoy en día han evolucionado. Ambos tipos de zanahorias estaban muy extendidos por toda la región mediterránea y fueron utilizados por los antiguos griegos y romanos con fines medicinales.

Las zanahorias no fueron un vegetal popular en Europa hasta el Renacimiento. Posteriormente, se extendieron a las colonias norteamericanas. Debido a su creciente popularidad a principios del siglo XIX, las zanahorias se convirtieron en las primeras verduras en conservarse. Hoy, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Polonia, China y Japón se encuentran entre los mayores productores de zanahorias.

Beneficios de las zanahorias

Composición de las zanahorias

Las zanahorias contienen grandes cantidades de Leticia y pectina.

Las zanahorias son una excelente fuente de provitamina A. Son una muy buena fuente de vitamina C, vitamina K fibra dietética. 1 taza o 122 g de zanahorias contiene 52.46 calorías, 1.26 g de proteína y 0.23 g de grasa.

Las zanahorias también son ricas en vitaminas B1, B2, PP. Contienen muchas enzimas, terrenos, aceites esenciales y minerales: sodio, magnesio, fósforo, potasio, yodo, hierro, cobre y manganeso.

Selección y almacenamiento de zanahorias

A la hora de elegir las zanahorias se debe tener en cuenta que sus raíces deben ser firmes, lisas, relativamente limpias y de colores vivos. Cuanto más rico es el color naranja de la zanahoria, mayor es el contenido de betacaroteno. Se deben evitar las zanahorias que están demasiado agrietadas o blandas. Si las zanahorias están disponibles sin las hojas verdes, el color al final de la raíz es indicativo de su edad y se deben evitar las que tienen un color borroso. Debido a que los azucares se concentran en el núcleo de las zanahorias, generalmente aquellas con un diámetro mayor tendrán un núcleo más grande y serán más dulces.

Para conservar la frescura de las zanahorias es necesario guardarlos en la parte más fría del frigorífico en una bolsa de plástico o envueltos en una toalla de papel, lo que reducirá la condensación. De esta manera, las zanahorias se mantendrán frescas durante unas dos semanas. También deben almacenarse lejos de manzanas, peras, patatas y otras frutas y verduras que producen gas etileno, ya que les dará un sabor amargo.

Pastel de zanahoria
Foto: Elena Stoichovska

Uso culinario de las zanahorias

Las zanahorias son una verdura muy útil y sabrosa que se utiliza mucho en la cocina. Se pueden comer crudas, pero primero hy que lavarlas y pelarlas. Las zanahorias forman parte de muchas ensaladas, la más famosa de las cuales es la ensalada de col y zanahorias. Las zanahorias se utilizan mucho en platos y guisos de carne y verduras, y su sabor es irresistible.

Las zanahorias también se usan en varios jugos recién exprimidos y batidos, tanto de vegetales como de frutas. En los encurtidos de invierno preparados tradicionalmente, las zanahorias ocupan su lugar de honor.

Lo mejor es hervir y guisar las zanahorias, ya que estos métodos culinarios aseguran máxima extracción de caroteno. El jugo de zanahoria se puede combinar con otros jugos de vegetales e incluso frutas, lo que solo realzará y complementará su sabor.

Las combinaciones con jugo de remolacha, manzanas, naranjas, pepinos, jengibre, pimientos, tomates, espinacas, repollo, perejil y apio son muy adecuadas. Además de la ensalada de zanahoria, también puedes hacer una estupenda tarta de zanahoria casera.

Almacenamiento de zanahorias

Beneficios de las zanahorias

Los estudios muestran que los alimentos ricos en carotenoides reducen el riesgo de enfermedades del corazón;

El beta caroteno contenido en las zanahorias ayuda a proteger la vista y especialmente la visión nocturna. Una vez que el beta caroteno se convierte en vitamina A en el hígado, viaja a la retina, donde se convierte en rodopcina, un pigmento púrpura necesario para la visión nocturna.

Los carotenoids también son beneficiosos para una salud óptima: tomar altas dosis de carotenoides se asocia con una rduccion del 20% en el riesgo de cáncer de mama posmenopáusico, así como una reducción de hasta 50% en el riesgo de cáncer de vejiga, cuello uterino, próstata, colon, laringe y esófago.

Los estudios muestran que los niveles fisiológicos, así como los carotenoides en la dieta, pueden estar inversamente relacionados con la resistencia a la insulina y los niveles altos de azúcar en la sangre.

El contenido de falcarinol en las zanahorias ayuda a proteger la salud del colon y reduce el riesgo de cáncer;

Los estudios muestran que tanto los fumadores como los fumadores pasivos necesitan comer alimentos ricos en vitamina A, como las zanahorias, para mantener su salud, ya que el carcinógeno en el humo del cigarrillo llamado benzo (a) pireno causa deficiencia de vitamina A.

La vitamina B ayuda para tener buena memoria y capacidad de concentración. Ayuda al organismo en la lucha diaria contra el estrés. La vitamina E es otro ingrediente importante en las zanahorias que combate la anemia.

El consumo habitual de zanahorias ralladas acompañadas con mantequilla y nata, así como el jugo de zanahoria aumentan las defensas del organismo frente a las infecciones.

La celulosa contenida en las zanahorias ayuda a mantener una figura esbelta, ayuda a perder peso y libera al cuerpo de toxinas dañinas.

Las verduras son muy beneficiosas para los diabéticos que sufren de deficiencia de vitamina A. Absolutamente todas las partes de las zanahorias son útiles, incluso las hojas verdes y las raíces. Las zanahorias se diferencian de otras verduras en su mayor contenido de sales de potasio, que son vitales para los problemas del corazón, los riñones y los vasos sanguíneos.

Zanahorias frescas

El betacaroteno en las zanahorias tiene otra función muy importante - protege la piel del envejecimiento prematuro y de la dañina radiación UV. es absolutamente seguro porque la parte no utilizada se elimina a través del metabolismo. En caso de quemaduras solares, se recomienda aplicar pasta de zanahoria fresca en la zona afectada.

El jugo de zanahoria es muy beneficioso para los niños porque apoya su desapoyo mental y físico. Ayuda a estimular el suministro de sangre, la síntesis de proteínas y satura los tejidos con suficiente oxígeno.

Medicina popular con zanahorias

Se cree que el jugo de zanahoria recién obtenido es un remedio excepcional en la medicina popular. Se cree que una de las causas de las alergias es la inmunidad débil, y la ingesta regular de jugo ayuda a fortaleces las defensas del cuerpo.

En la medicina popular, el jugo de zanahoria se usa para aliviar los problemas de la piel, el dolor ocular y la disfunciones glandular. La cataplasma de zanahoria rallada se usa para heridas y úlceras infectadas. Para la diarrea y las infecciones bacterianas, se recomienda la sopa de zanahoria para detener el crecimiento de bacterias.

Según la creencia popular, masticar flores de zanahoria puede ayudar con los ataques epilépticos. Las zanahorias se pueden utilizar en forma de té, decocciones, cataplasmas, jugos y papillas.

Jugo de zanahorias

Daños que pueden causar las zanahorias

El consumo excesivo de alimentos ricos en caroteno, como las zanahorias, puede provocar una afección denominada carotodermia, en la que las palmas de las manos u otras partes de la piel adquieren un color amarillo o naranja. El consumo excesivo de este tipo de alimentos también puede reducir la capacidad del cuerpo para convertir estos alimentos en vitamina A.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy