Aceite de pescado

Rosi StoyanovaRosi Stoyanova
Guru
1733214
Yordanka Kovacheva
Traducido por
Yordanka Kovacheva
Aceite de pescado

El aceite de pescado es uno de los suplementos nutricionales más publicitados y se cree que es un producto curativo excepcional con propiedades increíbles. El aceite de pescado está compuesto por ácidos grasos más conocidos como ácidos grasos omega-3.

Estos omega-3 son de 2 tipos: EPA y DHA. DHA es una abreviatura de ácido docosahexaenoico, que no se puede sintetizar en el cuerpo, pero es indispensable para la corteza cerebral, la motilidad de los espermatozoides y la retina del ojo. EPA significa ácido eicosapentaenoico, que también es particularmente importante para el cuerpo porque es necesario para la síntesis de sustancias químicas involucradas en la coagulación de la sangre y los procesos antiinflamatorios.

El aceite de pescado contiene altas cantidades de vitaminas A y D. Se sabe que nuestro cuerpo sintetiza vitamina D cuando se expone a la luz solar. Esta vitamina juega un papel clave en el funcionamiento de las células del cuerpo, y debido al estilo de vida moderno, se puede decir que cada vez más personas sufren una deficiencia de la vitamina debido al cada vez menos tiempo que pasan en el sol.

La deficiencia de vitamina D puede causar una serie de síntomas como nerviosismo, fatiga, depresión, libido baja. La vitamina A es un importante antioxidante que combate los efectos nocivos de los radicales libres. Es la presencia de vitaminas A y D, así como de ácidos grasos omega-3 lo que hace que el aceite de pescado sea tan valioso y buscado.

Beneficios del aceite de pescado

Las propiedades beneficiosas del aceite de pescado son muy numerosas. El cuerpo humano necesita una dosis diaria de importantes minerales, vitaminas y ácidos grasos beneficiosos para funcionar correctamente. Precisamente por el aceite de pescado es uno de los complementos más adecuados para enriquecer el menú diario.

En primer lugar, el aceite de pescado cuida de la salud del sistema cardiovascular. Esto reduce el riesgo de enfermedades del corazón y ayuda a controlar con éxito la presión arterial alta. Los ácidos grasos omega-3 contenidos en el aceite hacen que los vasos sean más elásticos y evitan la aparición de escorias. Según varios especialistas, el aceite de pescado puede reducir el riesgo de cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular. Uno de los principales beneficios para la salud del aceite es el control del colesterol.

El aceite de pescado está recomendado en la prevención y tratamiento de la diabetes. Las grasas saludables del aceite ayudan a controlar la producción de insulina y, por lo tanto, previenen la resistencia a la insulina. El consumo regular de aceite de pescado también ayuda con las enfermedades relacionadas con la diabetes, como los problemas renales.

El aceite de pescado ayuda a quemar grasa más rápido. Los ácidos grasos omega-3 son utilizados por el cuerpo como energía, lo que a su vez permite quemar más grasa corporal. Para obtener resultados óptimos, la ingesta del aceite debe combinarse con una dieta adecuada.

Beneficios del aceite de pescado

El aceite de pescado es una excelente manera de mejorar la concentración y la memoria. Es un excelente suplemento nutricional que apoya la función cerebral cognitiva. El aceite de pescado apoya la producción de las hormonas estrógeno y progesterona. Algunos estudios indican que tiene efectos beneficiosos sobre los testículos y los ovarios.

Según la investigación, la ingesta regular de aceite de pescado puede reducir el riesgo de cáncer de mama. Fortalece los huesos porque los ácidos omega-3 en el aceite son un componente extremadamente importante para mantener la densidad ósea y un sistema óseo saludable.

El aceite de pescado reduce los síntomas de la artrosis al reducir la inflamación celular y protege las articulaciones al calmar los procesos inflamatorios. Se cree que el aceite de pescado puede proteger a una persona de la aparición de la depresión.

El aceite de pescado es un valioso ayudante y en el embellecimiento. Hace que la piel sea más saludable y hermosa, la protege del acné. Los ácidos grasos omega-3 son un poderoso antioxidante y también tienen efectos antiinflamatorios en la piel. Además, el aceite mantiene la elasticidad y la humedad de la piel. También regula la producción de sebo, reduciendo así la acumulación de células muertas, que es provocada por diversas impurezas e influencias externas.

El aceite de pescado de calidad se encuentra entre los complementos recomendados para fortalecer la salud del hígado así como para mejorar sus funciones. Algunos expertos incluso opinan que un buen aceite de pescado puede ayudar al proceso de curación de la hepatitis C. Sin embargo, aquí se debe tener mucho cuidado, porque la ingesta de dosis más altas de aceite de pescado puede causar consecuencias negativas en el hígado.

La ingesta de aceite de pescado se recomienda para problemas de la glándula tiroides, ya que el suplemento ayuda a reducir los procesos inflamatorios en la glándula. El aceite de pescado tiene un efecto antiinflamatorio y en caso de encías inflamadas y presencia de enfermedad periodontal.

Los expertos dicen que los ácidos grasos del aceite de pescado, especialmente los omega-3, son importantes para el desarrollo del cerebro, tanto durante el desarrollo fetal como después del nacimiento. El DHA, o ácido decosahexaenoico, de fuentes dietéticas es necesario para la maduración funcional óptima de la retina y la corteza visual. Los investigadores explican que la agudeza visual y el desarrollo mental parecen mejorar con la ingesta suplementaria de DHA.

Los expertos dicen que el DHA se acumula rápidamente en el cerebro durante el embarazo y la primera infancia, y que la disponibilidad de DHA a través de la transferencia de "reservas" maternas influye en la medida en que este ácido graso esencial se incorpora al tejido neural.

Propiedades del aceite de pescado

El consumo de DHA conduce a muchos efectos fisiológicos y conductuales positivos, incluidos los efectos sobre la cognición; sin embargo, la dieta moderna es pobre en DHA.

El otro ácido graso esencial omega-3 que se encuentra en el aceite de pescado, el EPA (ácido eicosapentaenoico), tiene efectos antiinflamatorios que pueden proteger al cerebro de la degeneración con el envejecimiento.

¿Cápsulas o aceite de pescado líquido para elegir?

Tanto las cápsulas como el aceite de pescado líquido son beneficiosos para la salud, pero el aceite líquido está especialmente indicado para personas que tienen problemas para tragar pastillas.

Cuando piensas en suplementos de aceite de pescado, normalmente te vienen a la mente estas cápsulas amarillas. Sin embargo, vale la pena recordar que estas cápsulas son una invención relativamente reciente y que en el pasado el aceite de pescado se administraba en forma líquida.

Una ventaja de las cápsulas es que facilitan a los científicos la estandarización de las dosis de omega-3 utilizadas en la investigación. Además, con el tiempo, las cápsulas facilitan el proceso de obtención de una dosis diaria constante, ya que en el pasado los aceites de pescado líquidos eran difíciles de medir con precisión. Las cápsulas de aceite de pescado también son fáciles de llevar y de viajar porque no necesitan refrigeración, no dejan manchas grasosas con su textura y se adaptan a la rutina de muchas personas.

El aceite de pescado administrado en forma líquida puede equilibrar eficazmente el microbioma. Es preferido por personas que no pueden tragar tabletas y cápsulas. La cavidad oral contiene un ecosistema único de alrededor de 700 tipos diferentes de bacterias. Este microbioma oral está profundamente implicado en nuestra relación con la enfermedad. Por ejemplo, una nueva investigación muestra que la misma bacteria que causa la enfermedad periodontal (una infección común de las encías) parece desempeñar un papel en la aparición de la enfermedad de Alzheimer y otras.

Ahora sabemos que los ácidos grasos omega-3 tienen efectos beneficiosos sobre el microbioma, aumentando la diversidad bacteriana y teniendo efectos antimicrobianos beneficiosos sobre ciertas enfermedades y bacterias. En estudios celulares, los científicos también encontraron los efectos antibacterianos del omega-3 en Porphyromonas gingivalis, el culpable de la enfermedad periodontal.

Por lo tanto, si toma una formulación líquida de aceite de pescado, entra en contacto directo con la cavidad oral y su mucosa, lo que aumenta la probabilidad de que el aceite tenga un efecto beneficioso sobre estas bacterias.

Efectos secundarios del aceite de pescado

Aunque al aceite de pescado se le atribuyen innumerables beneficios para la salud, las personas aún deben tener cuidado. Impulsadas por el deseo de curar o prevenir un problema de salud, algunas personas pueden sufrir una sobredosis de aceite de pescado. Esta sobredosis es peligrosa para las mujeres embarazadas, los diabéticos, las personas propensas al sangrado, las personas con insuficiencia cardíaca, así como las que tienen alergia a los productos del pescado.

Si el aceite de pescado es de mala calidad, el riesgo es aún mayor. Problemas estomacales, sobrecarga del hígado, acidez estomacal, diarrea, malestar general, presencia de sangre en la orina, niveles elevados de colesterol malo y azúcar en la sangre pueden presentarse.

Ingesta diaria de aceite de pescado

La etiqueta generalmente indica cuál es la dosis diaria recomendada: generalmente 1-2 cápsulas, 2-3 veces al día durante las comidas. El tratamiento dura alrededor de un mes. Sin embargo, lo mejor es consultar a un especialista para evitar complicaciones no deseadas.

El aceite de pescado no debe tomarse con el estómago vacío porque puede alterar los procesos digestivos. Tomar aceite de pescado en combinación con otros suplementos dietéticos también debe discutirse con un médico.

Como reconocer al aceite de pescado de calidad

Para evitar cualquier problema de salud y complicaciones del aceite de pescado, cualquier persona que quiera empezar a tomarlo debe consultar primero a su médico personal. Reconocer la calidad del aceite de pescado también es importante, pero ¿cómo elegir entre una variedad tan amplia disponible en el mercado?

En primer lugar, se debe leer detenidamente el prospecto del aceite de pescado. El de calidad tiene un contenido de omega-3 en el rango de 300-700 mg en 1 gramo de aceite. Si la etiqueta carece de esta información, además de la inscripción de que el aceite está refinado molecularmente, es muy probable que el producto sea de baja calidad.

Otra guía es el precio: si el aceite es demasiado barato, las materias primas utilizadas para fabricarlo no son de alta calidad. Las cápsulas demasiado fuertes del aceite, por otro lado, quizás estén destinadas a disimular el olor a rancio.

Facebook
Favoritos
Twitter
Pinterest

Top artículos de hoy

Valoración

5
51
40
30
20
10
Añade tu valoración

Comentarios

Enviar